¡Repudio CUMBRE a la dictadura!, por Armando Armas

 

Esta semana en el marco de la VIII Cumbre de las Américas realizada en Perú, la crisis venezolana no pasó desapercibida. Y es que cada día que el régimen de Nicolás Maduro pasa en el poder, los problemas para los venezolanos y la región se agravan súbitamente.

Este foro internacional fue el espacio propicio para denunciar el autoritarismo de un régimen acorralado por su ineficiencia. En este sentido, participamos de una serie de eventos, reuniones y protestas donde el grito de libertad se escuchó en todo el hemisferio.

En el Tercer Encuentro de la Red de Parlamento Abierto de ParlAmericas, tuvimos la oportunidad de denunciar el sistemático asedio contra el único poder legítimo en el país, como lo es la Asamblea Nacional. Hicimos entrega al Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) una propuesta sobre el “Corredor Humanitario” para brindar ayuda en estos tiempos tan difíciles. Igualmente, intercambiamos preocupaciones con el Senador, Marco Rubio, a quien debo agradecer por su vocería determinada a favor de la libertad y la democracia y su defensa de los pueblos oprimidos de Cuba y Venezuela. En pleno centro de Lima, nuestras banderas ondearon en una manifestación donde muchos venezolanos apartados de sus familias y afectos mantienen la esperanza de volver a su tierra.

Es gratificante saber que la gran mayoría de los pueblos del continente conocen la tragedia venezolana y están dispuestos a brindar ayuda. A muchos de ellos, les afecta directamente el éxodo masivo de venezolanos que huyen del país, generando una profunda crisis migratoria nunca antes conocida en nuestro hemisferio.

Debemos reconocer que los mecanismos actuales que brinda el derecho internacional son limitados ante el desafío de lidiar con un estado criminal. Sin embargo, no es poca cosa, la presión que desde el terreno foráneo ejercen sobre el régimen de Maduro y sus cómplices.

El momento cumbre de esta cita, indudablemente, fue escuchar a la mayoría de los mandatarios de forma decidida y contundente a no reconocer los resultados de las fraudulentas elecciones organizadas por la dictadura a su medida. No se puede participar en ninguna elección cuando hay presos políticos, inhabilitados, partidos ilegalizados y el árbitro electoral descaradamente parcializado hacia el régimen niega el sagrado derecho a elegir libremente.

El mundo cada vez se le hace más pequeño a la dictadura como bien lo dijimos en nuestra última intervención desde la plenaria de la Asamblea Nacional. La salida del Narcoestado es innegociable, solo así lograremos un país de oportunidades para todos.

 

@ArmandoArmas

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas