Hausmann y la liberación de Venezuela, por Eduardo Semtei

 

El venezolano/norteamericano Ricardo Hausmann anunció al mundo que abandonaba para siempre la economía. Ese asunto de la oferta y la demanda lo tenía verdaderamente fastidiado. Años trajinando lo mismo y cuando le tocó aplicar sus teorías en un gobierno adeco salió con las  tablas en la cabeza.

Su enseñoramiento y  arrogancia sumada al ego deformado del bien llamado Miguelito  “Paquetico” Rodríguez terminaron por dinamitar el Gabinete Económico y encolerizar  al  Congreso Nacional.  Fueron sorprendidos y grabados y filmados innumerables veces  hablando pestes de la Dirección Nacional de AD; decían que estaba llena de burros, de bestias, de idiotas y todo ello llevó a la ruina al gobierno de Carlos Andrés Pérez, quien terminó preso. ¿De quién fue la culpa? ¡No quiero saberlo!

Si fue culpa de los morochos de la desgracia (MR y RH) o de la guillotina interna adeca. Pero total es que el vainero terminó trayendo a la Presidencia al mismísimo comandante eterno. De aquellos polvos vienen estos lodos. Sí señor, el origen originario y original del chavismo fue la defenestración de Pérez y el descabezamiento de CAP fue culpa de las aberraciones políticas de ese par de aprendices de brujería que pensaron que la economía no tiene dolientes y que puede existir en una Zona Nirvana, donde los políticos y la política no existen. Palo de broma nos echaron con su egocentrismo y vanidad.

Bueno, pero ese no es el asunto. Decía al principio que Hausmann anda pero aburridísimo con la curva aquella y decidió volver a la política y le presentó un plan al grupo opositor-abstencionista-radical-invencible-liberador para ponchar  a Maduro por la vía del 1, 2, 3. Un detallado plan de invasión yanqui a Venezuela para despescuezar al presidente y su pandilla. He aquí el plan.

El Army. 100.000 hombres armados aerotransportados serán llevados a las 23 capitales de estado, donde tomarán por asalto los puntos rojos, las casas del PSUV, los centros CLAP y los negocios de Diosdado.  Todos esos objetivos recibirán descargas de fusiles, granadas, bombas y explosivos C4 y C4 y pico, hasta que no quede sino piedra sobre piedra. Igualito a lo que hicieron con el comisario Oscar Pérez. Los diputados de la asamblea nacional constituyente serán arrestados, pintados de rojo y amarrados a los postes de luz que existan en las plazas principales; Bolívar, Miranda, Sucre y Chávez. Igual se procederá con alcaldes, concejales y altos funcionarios rojos rojitos. Todos los retratos del Libertador con aspecto de zambo serán achicharrados finalmente y  en fila india, presos y soldados, trotarán hacia Caracas cantando el himno de Acción Democrática animados por 25 carritos de la marchantica EFE.

Air Force.  Doce portaviones llevando en sus barrigas unos 600 aparatos F35 Lightning II, F22 Raptor, Eurofigther Typhoon, F16 Falcon, Saab 39 Gripen, Boeing F15, Dassault Rafale y Super Hornet serán desplegados en Maracaibo, Punto Fijo, Puerto Cabello, La Guaira, Porlamar,  Higuerote, Puerto La Cruz, Cumaná y el Delta. Los aviones bombardearán todas las pistas ilegales en donde trafica gasolina y drogas el Cartel de los Soles, hasta su destrucción. Todas las mansiones de  los enchufados serán igualmente objetivos bélicos y militares.

Navy. 150.000 hombres desembarcarán en las playas antes mencionadas y capturarán en su paso a todas las bandas paramilitares, colectivos armados y grupos chavistas irregulares. Una vez presos todos, deberán  escribir y corear 10.000 veces: “El hombre no vive” El destino final de los Navys será el Palacio de Miraflores, hacia donde se dirigirán  a las 05:50 horas del Día H (H de Hausmann).

Marine Corp. 300.000 efectivos de esta rama armada de Trump se posicionarán  en todo el territorio nacional, donde tendrán como misión dinamitar las sedes del CNE, apresar a los jefes de las ORE (Oficinas Regionales Electorales) para ser de inmediato trasladados a Guantánamo.

Cost Guard. 100.000 efectivos se instalarán en todas las autopistas, carreteras, caminos, trochas, puentes hechos, puentes por hacerse (como el Tercer Puente sobre el Orinoco y el Segundo Puente sobre el Lago) y requisarán a  los ciudadanos procediendo a carbonizar los llamados carnet de la patria y carnet del PSUV. Quien porte simultáneamente ambos documentos será arrestado en el acto, excepto que tenga una foto de algún prócer de la abstención debidamente autografiada. Si es de la dama aquella más mejor.  Una vez capturado el presidente y todo el Consejo de Ministros se procederá a nombrar el  sustituto, quien deberá ser alguien  de aquellos que juraron frente a la historia que encabezaban una “marcha sin retorno”, para lo cual se sugiere designar a Hermann Escarrá, quien es el único que salta hacia delante o hacia atrás y cae en el mismo sitio (aunque a veces parece que rueda). Lo demás viene fácil: Convertirnos en un nuevo estado de la Unión Americana y cambiar todas las estatuas de nuestros libertadores por efigies de Donald Trump y del  Donald Duck . Y colorín colorado este cuento se ha acabado porque ese asunto de ir a votar ¡eso no es negocio! y además es muy difícil ganarle al gobierno, excepto en  los conocidísimos casos de Polonia, Chile, Nicaragua, Suráfrica, Perú y España, donde los organismos electorales eran de las dictaduras y las condiciones comiciales eran peores que en Venezuela.

@eduardo_semtei

El Nacional 

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas