308 ¿y qué?, por Edward Rodriguez

EleccionesMunicipales2017_

 

Que hoy el país tenga 308 alcaldes “rojos rojitos” no es una buena noticia. En el olvido quedará aquello de que el alcalde es el nivel de gobierno más cercano al pueblo para atenderlo y resolverle de manera más directa sus problemas; pues ahora la función de esos burgomaestres del buró de la revolución se convertirán en pagadores de nóminas y despachadores de las cajas Clap.

El régimen en su afán de controlar todo, se apodera de todo, y las 308 alcaldías que obtuvieron, para no decir que compraron, el pasado domingo no serán la excepción; estarán manejadas, a conveniencia y discreción puntual, desde una en oficina en Caracas por un grupo no mayor de 10 “camarados y camaradas” peso pesados del Gobierno.

La compra de esos 308 títeres rojos rojitos le costó al régimen un talonario con diez tickets de 50 mil bolívares cada uno, para un total de 500 mil bolívares; que le daban al mejor postor de su conciencia; también lo pagaron a crédito a través del fulano carnet de la Patria, es decir, a los carnetizados prometieron depositarles los mismos 500 mil bolívares por el voto.

Como vemos, el proceso electoral del pasado 10 de diciembre se convirtió en una subasta que ganó el que tenía más dinero para comprar. Quedó en evidencia que la oposición, en eso de la “adquisición” de votos no tiene las de ganar y sus candidatos menos que menos, si acaso pueden resolver la movilización del día D, que ya es mucho cuento.

Ahora bien, que hoy tengamos 308 alcaldías en manos del régimen, no es responsabilidad completa de los abstencionistas, ellos tienen una posición que respeto pero no comparto, sin embargo, considero que la MUD como plataforma unitaria de partidos debe replantearse urgentemente y tomar una sola ruta para presentarle al pueblo una sola posición.

En el caso del Zulia Manuel Rosales salió a dar la pelea ante la decisión de Juan Pablo Guanipa de no juramentarse como gobernador; válido lo que hizo Rosales pues el poder se hizo para aspirar y asumir. Tendrá también que hacer una reflexión por la brecha tan abierta en números entre el candidato oficialista y él; la diferencia fue de 193.898 votos.

Igual reflexión deberán hacer los gobernadores que se juramentaron ante la fraudulenta Asamblea Nacional Constituyente y los cientos de candidatos como Kiko Bautista, Yon Goicochea y Carlos Alaimo que sabiendo que no tenían la primera opción se postularon y pusieron en peligro al candidato con mayor posibilidad de triunfo.

La pelota está en la cancha del régimen, cuentan con 20 gobernaciones de 23; y 308 alcaldías de 335, tienen el control “por ahora”, se acabaron las excusas y los cuentos de “sabotaje” para gobernar como Dios manda.

 

@edwardr74

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas