Venezuela, el llanto de una madre, por Brian Fincheltub

ManifestacionesVenezuela2017_

El amor de una madre es incondicional, no distingue,  no pregunta, no juzga. Pero no siempre este sentimiento es correspondido y valorado como merece por sus hijos. Hoy no puedo felicitarte Venezuela, lloro contigo y siento tu dolor junto a millones que te amamos, te valoramos, te queremos.

Hoy no puedo felicitarte viendo como eres víctima del maltrato y la miseria de quienes nacieron de tu vientre, pero no te reconocen como madre, te desprecian, han convertido tus días y tus noches en una pesadilla. Te han manchado de sangre, te han vestido de duelo, te han secado las lágrimas.

Veo en tus ojos el sufrimiento por tus hijos asesinados, jóvenes que tú aspirabas ver crecer y desarrollarse a tu lado. Jóvenes que salieron a defenderte de quienes se olvidaron que también te deben la vida. Junto a cada hijo asesinado también muere una parte de ti, que jamás se recuperará, que jamás pondrá llenar el vacío de un alma que salió a luchar por un mejor futuro y encontró la muerte.

Hoy no puedo felicitarte siendo testigo de como te arrancaron de tus entrañas a miles de tus hijos. Les robaron el derecho a permanecer bajo tu protección, los expulsaron a otra patria  creyendo que el resto te dejaría sola, que no serían capaces de pararse firmes para evitar que te sigan saqueando, humillando, escupiendo.

A los que cayeron les decimos que su lucha no será en vano, que celebrarán desde donde estén el día que te liberemos. Y a quienes te han tenido que dejar les decimos que se preparen para volver, para abrazarte de nuevo, para vivir la emoción del rencuentro y la alegría de recuperar la democracia y la justicia. Reconozco tu valor Venezuela, ese que te impulsa a continuar, que te hace levantarte y sacar fuerzas de donde no tienes para seguir.  De esta vas a salir, te lo juran tus hijos.  ¡Resistencia y calle!

Brian Fincheltub

[email protected]

@Brianfincheltub

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas