Informe Otálvora: En Brasil grandes partidos arman alianza para enjuiciar a Dilma

ExpresidenteDaSilva

Lula durante un acto en São Paulo, el 23MAR16, calentando el ambiente contra el juicio a Dilma. Foto: Ricardo Stuckert/Instituto Lula

 

La situación de Venezuela fue uno de los temas tratados por Barack Obama y Raúl Castro en las conversaciones formales e informales que ambos mantuvieron durante la visita del estadounidense a Cuba. Como parte del juego diplomático de símbolos en el cual se han sumergido la Casa Blanca y la dictadura castrista, Nicolás Maduro fue invitado a La Habana para recibirlo con honores el 18MAR16, condecorarlo y anunciar planes conjuntos entre Cuba y Venezuela para las próximas dos décadas. Fue la manera castrista de mostrar a Maduro como uno de sus activos en las negociaciones con EEUU. Durante la rueda de prensa conjunta Obama-Castro el 21MAR16 en el Palacio de la Revolución, Castro afirmó, leyendo en tono de tibia  denuncia, que se estaba “tratando de promover en Venezuela” “desestabilización” que sería “contraproducente” para el Continente. Por su parte Obama aclaró que “no tuvimos una extensa conversación sobre Venezuela pero si tocamos el tema”.

Obama invitó a Castro para participar en las iniciativas energéticas que EEUU promueve en el Caribe y Centroamérica, las cuales son denunciadas por Maduro como una estrategia para debilitar la presencia chavista en el Caribe.

*****

La crisis política que vive Brasil mezcla acciones policiales, judiciales, políticas y parlamentarias, las cuales tienen serias repercusiones en la economía del país por la consecuente paralización de obras públicas y el clima de incertidumbre con el cual se aprecia al país. La designación del juez Sérgio Moro el 24MAR16 por la revista Fortune como parte de los 50 personajes más influyentes del mundo señala el impacto global que tiene el actual proceso político brasileño.

La designación de Lula da Silva como ministro Jefe de la Casa Civil del gobierno de Dilma Rousseff se vio paralizado el 18MAR16 por la decisión del magistrado Gilmar Mendes del Supremo Tribunal Federal (STF) quien dejó sin efecto la toma de posesión del día anterior. Mendes decidió, además, que Lula carece de fuero judicial especial por lo que su proceso continuaría en manos del juez federal Sérgio Moro dejando abierta la teórica posibilidad del encarcelamiento del exmandatario. La decisión de Mendes, tomada el viernes antes de la Semana Santa, implicaba que en menos de dos semanas el caso no sería tratado por el plenario del STF. Los equipos de abogados de Lula y del gobierno procedieron a introducir recursos ante el STF buscando inhabilitar a Mendes y a Moro, llevar el expediente de Lula al STF y abrir paso a su ejercicio como ministro. Tras dos decisiones paralelas y urgentes de los magistrados del STF Rosa Weber y Teori Zavascki, Lula no logró dejar sin efecto su inhabilitación para asumir como ministro. Sin embargo, el magistrado Zavascki considerado cercano al gobierno Rousseff, decidió que el expediente de Lula debía ser entregado por el juez Moro al STF dado que algunas conversaciones grabadas involucran a la Presidente y a ministros, quienes cuentan con fuero especial. La crisis política brasileña adquirió ya las dimensiones de una crisis judicial que comienza a confrontar incluso a los miembros del más alto tribunal.

*****

Sabiendo que cualquier decisión del STF no llegaría hasta ya finalizado el mes de marzo, Rousseff anunció el 24MAR16 que designaría a Lula como “consejero presidencial”. Sin cargo oficial, ya Lula comenzó a ejecutar personalmente en Brasilia el plan para impedir el enjuiciamiento de su pupila quien enfrenta procesos en el Congreso y en el Supremo Tribunal Electoral. El plan Lula incluye movilizaciones de calle de partidarios, agresivas acciones judiciales y mediáticas para desprestigiar las investigaciones policiales y judiciales, abortar el encarcelamiento del propio Lula y, básicamente, entorpecer la conformación de una mayoría parlamentaria que apruebe el enjuiciamiento político (impeachment) de Rousseff.

*****

El petismo y sus socios castrochavistas en el extranjero insisten en asociar el proceso de impeachment con un golpe de Estado, pese a tratarse de una figura contemplada en la Constitución brasileña. La consigna gritada por los militantes del PT en actos públicos es “No habrá golpe” (‘não vai ter golpe’). La propia Rousseff, desde finales del año 2015 ha reiteradamente afirmado lo que dijo a un grupo de corresponsales extranjeros citados al palacio de Planalto el 25MAR16: “un impeachment sin base legal es un golpe. Rompe el orden democrático”. Los argumentos de Lula y Rousseff han sido confrontados tanto por altos magistrados del STF como por medios de prensa. El 23MAR16 el magistrado José Dias Toffoli, exmilitante del PT y quien además preside el Tribunal Superior Electoral, confrontó a Rousseff en declaraciones públicas a la cadena Globo: “el proceso de juicio político está previsto en la Constitución y las leyes de Brasil. Esto no se trata de un golpe. Todas las democracias tienen mecanismos de control y el proceso de impeachment es un tipo de control”. Por su parte, la edición de la revista Istoe que circuló el 25MAR16 asegura que Dilma confronta acusaciones por siete delitos: obstrucción a la justicia, improbidad administrativa, falsedad ideológica, extorsión, abuso de poder y desobediencia a la justicia. Todas ellas son causales de enjuiciamiento político. Aparte de ello, la influyente Orden de los Abogados de Brasil se dispone a entregar el 29MAR16 al Congreso una solicitud de impeachment cuyas imputaciones se sumarían a las ya en consideración para la apertura del proceso contra Rousseff.

*****

El 22MAR16 Lula realizó un encuentro con el presidente del Senado Renan Calheiros del partido PMDB al cual asistió el expresidente José Sarney. La conversación buscaba un compromiso de Calheiros para frenar el impeachment en el Senado en caso de ser aprobado previamente por la Cámara de Diputados. Lula intentaba igualmente retrasar la anunciada reunión del Directorio Nacional del PMDB convocada para el 29MAR16, en la cual se decidirá la continuidad o la ruptura con el gobierno de Rousseff. El presidente del PMDB y vicepresidente de Brasil Michel Temer, tras conocer la táctica del oficialismo, decidió mantener la fecha del directorio y suspender un viaje a Portugal, para de esta forma dirigir personalmente el evento partidista del cual inicialmente procuraba mantenerse aislado para evitar una pública confrontación con el Gobierno del cual aún forma parte. Según diversas fuentes consultadas, la mayoría de los directorios estadales del PMDB están presionando a favor de la salida de la alianza con el PT, posición que respalda a sotto voce el propio Temer. El “desembarco” del PMDB del Gobierno significaría, muy probablemente, la constitución de la mayoría parlamentaria, tan temida por Lula y Rousseff, que votaría a favor del impecahment.

De aprobarse la destitución de Rousseff por el Congreso, Temer se convertiría en el nuevo presidente brasileño. El 22MAR16, Temer sostuvo en São  Paulo un encuentro con el excandidato presidencial y senador Aécio Neves, quien ejerce como Presidente del PSDB, el principal partido de oposición. La reunión de los jefes de los dos principales partidos brasileños dejó entrever una aproximación con vistas a probables alianzas parlamentarias con el objeto de poner fin al gobierno del PT y para el ahora probable gobierno de Temer.

*****

El 22MAR16, la mexicana Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, organismo adscrito a las Naciones Unidas, emitió un insólito mensaje dirigido a Rousseff, atacando al sistema judicial y al parlamento brasileño. Bárcena escribió: “nos violenta que hoy, sin mediar juicio ni pruebas, sirviéndose de filtraciones y una ofensiva mediática que ya ha dictado condena, se intente demoler su imagen y su legado, al tiempo que se multiplican los empeños por menoscabar la autoridad presidencial e interrumpir el mandato que entregaron en las urnas los ciudadanos”. Según Bárcena, la estabilidad democrática está “amenazada” en Brasil por los “acontecimientos políticos y judiciales”. El documento de la alta funcionaria de CEPAL curiosamente desapareció del portal de la organización pocas horas después de hacerse público.

Aparte de una abierta tendencia a favorecer en sus declaraciones a gobiernos de izquierda como el de su confeso amigo personal Nicolás Maduro, el texto de Alicia Bárcena pareciera responder a una silenciosa pero ya inocultable disputa internacional por la Secretaria General de la ONU. El actual Secretario General de la ONU, el coreano Ban Ki-moon, termina su mandato a finales del año 2016 y a nivel global existe una intensa campaña a favor de que el cargo sea ocupado por una mujer. Bárcena, así como la actual canciller argentina Susana Malcorra quien anteriormente fuera Jefe del Gabinete del propio Ban, son dos de las mujeres que se disputan a nivel global el más alto ejecutivo de la ONU.  Malcorra fue a Cuba el 26MAR16 (¡viernes santo!) donde fue recibida por Raúl Castro y diplomada por la Universidad de La Habana. Malcorra visitó Cuba apenda dos semanas después que su rival argentina lo hiciera.

*****

Por cierto, el informe “Panomara Social 2015” presentado en Chile por la CEPAL el 22MAR16, deja al descubierto que el evidente empobrecimiento generalizado de la población venezolana comenzó a cobrar cuerpo cuando aún Hugo Chávez era cabeza de la revolución bolivariana. Al contrario de la tendencia en la región, la pobreza se incrementó en Venezuela en 4,9 por ciento cada año en el lapso 2010-2014, con señales de que esa “pobreza” es cada vez más intensa ya que los ingresos reales de los pobres están cayendo con respecto a la línea de pobreza.

Con Nicolás Maduro a cargo del gobierno, Venezuela se convirtió junto a Guatemala y México en uno de los tres países del continente que aportaron siete millones de nuevos pobres a las estadísticas regionales entre 2013 y 2014. La tasa de pobreza en Venezuela pasó de 25% en 2012 a 32% en 2013. El total de hogares en situación de pobreza en Venezuela pasó de 23% en el 2010 a 28% en el 2013, según cifras oficiales venezolanas validadas por Cepal.

 

Edgar C. Otálvora

@ecotalvora

Diario Las Amércias

 

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas