Tarjeta socialista: ¿Subsidio o extorsión electoral? por Mario Guillermo Massone

TrajetaSocialista

 

“Voy a activar hoy las tarjetas de las misiones;

¡Pero solo en ese marco!”

Nicolás Maduro

 

La “repolitización” de las misiones, como lo calificó el acomodado vicepresidente “revolucionario” Arreaza, tiene un nuevo artilugio altamente sospechoso. Si es un conejo sacado del sombrero del mago o, más bien, un chantaje lanzado para el chantaje, creyéndonos conejos, es la pregunta.

Nicolás Maduro ha anunciado la “tarjeta socialista” o “tarjeta de misiones”. Presuntamente contiene este plástico un valor de Bs. 14.500. Su finalidad: beneficiar a las familias necesitadas en la compra de alimentos y medicinas que no existen. Porque los anaqueles, con o sin cobres, están vacíos.

En tiempos de revocatorio y crisis, una tarjeta como subsidio, Maduro dixit: “solo en ese marco”, en el de las misiones, no puede ser sino chantaje balurdo y descarado. Porque un subsidio honesto por parte del Estado, y más atendiendo a nuestras circunstancias, es necesario. ¿Pero si una madre no está inscrita en una de las misiones, por qué ha de ser excluida? ¿Por qué discriminarla a ella y a sus hijos?

Lo tácito de esta tarjeta es que, para obtenerla, para usted beneficiarse, está obligado, sometido, arrodillado, a estar en la lista de alguna de las misiones del gobierno rojo. El negocio es: usted se somete a la voluntad del gobierno o se jode. Y el vicepresidente Arreza nos aclara las verdaderas intenciones de “la tarjeta”: “Relanzar la Gran Misión Hogares de la Patria CON SU REGISTRO; Y ESE REGISTRO, BUENO, DEBE TENER LAS CARACTERÍSTICAS PARA HACER SEGUIMIENTO PERMANENTE A LAS FAMILIAS…”

En tiempos de revocatorio y otros medios para salir de este gobierno fallido y nefasto, ofrecer una tarjeta de subsidio si y solo si los miembros de una familia, los beneficiarios, están en un inscritos en un registro de las misiones, no nos deja duda de que se trata de una treta, de una argucia, de una artimaña, para chantajear a los venezolanos a la hora de votar en un referéndum revocatorio y una enmienda constitucional.

A una tarjeta por familia, el alcance expresado por Arreaza es que alrededor de 1.500.000 venezolanos reciban esta “herramienta”. ¿Próxima extorsión electoral?

 

 

@massone59

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas