¡Huyeron! por Luis Fuenmayor Toro

AN23E

 

¿Dónde están esos bravucones soberbios del Gobierno, que cuando nadie les puede responder o están en franca mayoría desafían, descalifican, calumnian, mienten, insultan y agreden hasta físicamente? ¿Dónde estuvieron la tarde que tenían que reunirse con la comisión de la Asamblea, como lo ofreció Maduro, a explicar el decreto inconstitucional de emergencia económica? Pidieron cambio de día primero, como los competidores cansados que piden tiempo. Luego fijaron el final de una tarde para asistir y finalmente no se presentaron arguyendo excusas baladíes. “Que no querían un show mediático”, algo curioso en gente que le encantan los templetes y las cadenas de TV. Que no discutirían en público temas “secretos”, situación que de aparecer puede ser señalada. A estos demócratas protagónicos les atemoriza que la gente se entere de la realidad. Son incapaces de discutir con quien sepa un poco más que ellos, lo cual no es nada difícil dada la ignorancia que los caracteriza.

¡Huyeron! Los cobardes no fueron, perdieron por “forfait”. Simplemente tuvieron miedo, y no hablo del miedo personal a dar la cómica que debería embargar a cada uno de los funcionarios del Gobierno y del PSUV, pues ellos son tan ignorantes que ni siquiera se dan cuenta de las animaladas que dicen. Me refiero al miedo de la cúpula gubernamental, de la macolla, ante un revés político parecido al que tuvo Maduro frente a Ramos Allup el día de la presentación de su memoria y cuenta. El Gobierno tiene la estrategia de presentar la emergencia económica como una panacea, que por arte de magia resolverá todos los problemas, y trata de comprometer a la MUD en su aprobación, para que sus diputados sean responsables del contundente fracaso que ocurrirá. Y si no la aprueban, pues los harán responsable de no haber permitido instrumentar los programas maravillosos, que no han llevado adelante en 17 años. Pensaban entrampar a la Asamblea y, con ella, a la oposición de la MUD.

Pero esa estrategia politiquera fue rota al designarse una comisión, que recibiría a los ministros y altos funcionarios que el mismo Maduro dijo enviaría, para una sesión de trabajo a puertas abiertas, con cámaras de televisión y periodistas, que analizaría el decreto de emergencia económica. Los jefes del Gobierno y del PSUV, al percatarse de los peligros de exponer públicamente a sus incapaces funcionarios, deciden a última hora rechazar la asistencia a la Asamblea Nacional. Esta escaramuza sin duda la perdió el Gobierno de Maduro, pese a las explicaciones absurdas presentadas. Mientras esto ocurre, el Gobierno y la MUD, actuando en total consenso, acuerdan repartirse, a espaldas de los venezolanos, la integración del PARLATINO y del PARLASUR, en lugar de convocar las elecciones directas, universales y secretas respectivas.          

 

@LFuenmayorToro

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas