Haz memoria … y cuenta por Andreina Muñoz-Tébar

NicolásMaduroMemoriayCuenta

 

Para el momento de escribir este artículo el Presidente Nicolás Maduro habría anunciado visita a Henry Ramos Allup en la Asamblea Nacional para el próximo viernes. Esto para presentarle al país, frente a sus representantes ante el poder legislativo, la Memoria y Cuenta de otro año de gobierno de ineficiencia en la calle; el año pasado le echó la culpa a “la guarimba”, este año escurrirá el bulto por el lado de la guerra económica, y el año que viene, de tener chance para un capítulo más de cuentos, quién sabe qué cosa invente.  

Hago la salvedad del momento del escrito porque es de conocimiento Público la Dependencia de Poderes en un país Participativo y Protagónico: el Protagonista de la película, Diosdado Cabello, le Participa al poder que se le ocurra qué y cómo hacer para mantener la Hegemonía PSUVista.  De esa forma decidió la Sala Electoral que la AN habría entrado en desacato, y que sus actos serían Nulos en caso de no volver a “desplumar” de un “mazazo” a los representantes indígenas, electos por votación popular en el Estado Amazonas. Hace días pude ver por el Canal Robado a Todos los Venezolanos (especifico porque son varios: VTV) la instalación de un parlamento indígena. ¡Sí! Como se quedaron sin parlamento están inventando uno en cada esquina: parlamento petrolero, parlamento comunal y no inventan un parlamento cabillero primero, porque no hay cabillas en Sidor, y segundo, porque resultaría redundante. En la instalación de ese parlamento indígena una de sus voceras señalaba que los diputados “originarios” no debían ser elegidos por todos los electores del estado, sino únicamente por las comunidades indígenas. ¡Claro! Como la trampa se les fue en contra hay que tirarla ahora al cesto de la basura. No me extrañaría que por ahí vengan las flechas. La Sala Electoral ordena Nuevas Elecciones, y además, con Reglas de juego distintas. Quiero pensar, porque hasta ahora así lo ha demostrado, que la MUD se ha paseado ya por ese escenario y tiene con qué parar ¡Otra triquiñuela máaaas!

Pero volviendo al próximo viernes. La presentación al país de la Memoria y Cuenta por parte del Presidente de la República debería realizarse en el Palacio Legislativo. Claro que, con apenas 54 diputados, menos de la mitad de los diputados de oposición, los aplausos de focas no resaltarían como en años anteriores. Si a la bancada oficialista le diera por corear “Así, Así, Así es que se gobierna”, la bancada mayoritaria y opositora podría entonces arrancar a corear “Maduro es puro cuento, que cesen los inventos”, por poner un ejemplo bien zanahoria pues. El miedo a hacer el ridículo es libre; quizás por esta razón, agarrándose de un Desacato, apoyado a su vez en una decisión para nada inocente del 28 de diciembre, el TSJ decida que la Memoria y Cuenta sea presentada al país desde el ascensor del Tribunal, y en caso de resultarle estrecho o claustrofóbico el recinto seleccionado, podría también transmitirla desde su despacho, para que puedan además salir los cuadritos del desagravio. Ahora bien, a mí me encantaría que Maduro resultase tan valiente como corpulento, y el Viernes se fusionaran Facebook y Twitter: por primera vez Ramos Allup y Maduro, Face to Face, en Pajaritos.

De lo que hablará no espero grandes sorpresas. Del gran logro de la vivienda un millón a pesar de la caída del precio del petróleo (el blindaje del que tanto se jactaron era chimbo), que el capitalismo rentista ha vuelto al país enteramente dependiente de las importaciones (a pesar de los 17 años de revolución), hablará de las Canaimitas, los Taxis, el empleo digno (no mencionará a los empleados despedidos con todo e inamovilidad laboral, los taxis recogidos). No importa el escenario seleccionado para la alocución; me huele que resultará aburrida, muy aburrida. Por eso yo le daría un giro al acto protocolar volviéndolo más anecdótico, más familiar, que aplicara la técnica del “storytelling” tan usada en el mercadeo actual, a ver si así nos engancha. Me encantaría que el presidente hiciera Memoria, y Contara, en base a las siguientes preguntas:

  1. Haga Memoria… y Cuéntenos de su nacimiento. ¿Brindaron con Aguardiente, al ritmo de vallenatos, con patacones de pasapalos, la llegada del Parce a la familia?
  2. Haga Memoria… y Cuéntenos de cuando conoció a Cilia. ¿Con qué regalo la enamoró? Para entonces, ¿Pudo comprarle un “relojote” como el que carga ahora? Y Sus sobrinos, ¿Le cayeron buenísimo desde un principio, uña y sucio con el tío?
  3. Haga Memoria… y Cuéntenos cuando ganó las elecciones. ¿Tenía listas las maletas para mudarse a la Casona? ¿Cómo le dijeron no te vistas que no vas?
  4. Haga Memoria… y Cuéntenos si le gusta hacer mercado. ¿Se atrevería a pasearse por Quinta Crespo y preguntar a todo gañote a cuánto está el pollo y si por casualidad hay harina pan?
  5. Haga Memoria… y Cuéntenos… De tantos países visitados, ¿Cuál es el que más le ha gustado? ¿Sufrió mucho estirando los dólares? ¿Cuándo su cuñada se compraba una chaqueta by Channel por cuánto multiplicaba, por 6,30… 12… 0 900 bolívares?

Hablamos de Memoria Corta, porque van dos años apenas de presidencia, pero muchos cuentos… Sabrosos, Enredados… y Extensos.

 

@dremunoztebar

 

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas