El mundo no comenzó con Chávez por Luis Fuenmayor Toro

HugoChávez00

 

Una de las cosas que me molesta más de la actitud gubernamental, del PSUV y de muchos seguidores chavecistas, es su convencimiento de que Chávez vino inmediatamente después de Bolívar. Antes de llegar el comandante eterno todo había sido obscuridad y tinieblas, nadie se había ocupado ni un poquito de las necesidades del pueblo venezolano, no existían escuelas, ni educación obligatoria, ni gratuidad de la enseñanza universitaria. El pueblo, inventaron ellos y luego se lo creyeron, no iba a la universidad y si alguno se colaba lo sacaban inmediatamente por las greñas, que no cabellos. Uno de los periodistas que me entrevistó en VTV dijo que en las universidades sólo estudiaban en el pasado los hijos de los profesores. El resto de los hijos de los venezolanos, según este joven, había podido estudiar en la universidad por obra y gracia de Chávez. ¡Imagínense! Este muchacho, fanatizado, afirmaba una mentira del tamaño de una catedral, pero que él creía verdad pues así lo habían adoctrinado.

En Venezuela, eso de repetir una mentira tantas veces, que quien la creó llega a creérsela, no es propio sólo del chavecismo, también se lo observa en la oposición agrupada en la MUD. Alguna gente, afortunadamente no creo sean mayoría en ninguno de los dos casos, repite tanto que en Venezuela hay un genocidio y que nuestro gobierno es reo de delitos de lesa humanidad, que llegan a creerlo y no entiende entonces por qué la Corte Internacional no ha sentenciado contra ninguno de nuestros gobernantes. No se dan cuenta estos otros fanáticos que gobernantes como Fidel Castro no son reos de genocidio ni de nada por el estilo, a pesar de los casi 58 años de la existencia de la llamada revolución cubana. Para los gobierneros en cambio, el genocida es Leopoldo López, valoración que está tan lejos de la realidad como la dicha anteriormente sobre el Gobierno. Es el fanatismo lo que nos lleva a esos extremos.

Venezuela tenía tantos problemas en la última década del siglo XX, que no es necesario mentir ni inventar nada para no estar de acuerdo con regresar al pasado y defender incluso las victorias de Chávez. Esa propaganda de que la oposición desde el Parlamento va a acabar con las pensiones, con los reposos pre y postnatales, con todos los programas sociales, es tan estúpida que no la creyó la gente que mayoritariamente votó contra el Gobierno, ni se la cree ahora. Cuando llegó Chávez, en el país no había tétanos ni sarampión, ya no había sarna, la malaria estaba reducida a ciertas zonas del país, existía el METRO, había autopistas, la gente andaba en carros, existía el seguro social, las pensiones, los permisos pre y postnatales, las 8 horas de jornada laboral, el salario mínimo, los decretos de inamovilidad laboral, los controles de precios, la represa del Guri y las de Macagua, PDVSA era una empresa estatal. Lo que quiero decir es que ni el mundo ni Venezuela comenzaron con Chávez.             

@LFuenmayorToro

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas