Agudiza la crisis por fallas en suministro de agua en Maracaibo - Runrun

Agudiza la crisis por fallas en suministro de agua en Maracaibo

Agua.jpg

LA CRISIS EN LA DISTRIBUCIÓN DE AGUA POTABLE se agrava cada vez más en Maracaibo. Según un estudio de la Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez), cerca del 80 % de los hogares zulianos no tienen acceso al vital líquido ni siquiera, en muchas ocasiones, para cepillarse o bañarse.

En el mejor de los casos el agua llega, aunque turbia, una vez cada dos semanas. Pero desde hace tres meses, las tuberías madres de muchos sectores de la ciudad, como Cañada Negra, La Fortaleza y Amparo, se encuentran totalmente secas. La solución para los marabinos ha sido hacer largas filas en pozos improvisados, algunos situados cerca de cañadas y lejos de sus hogares.

Esta situación se ha convertido en el nuevo calvario para una parte importante de los habitantes de la capital zuliana que todos los días deben salir “a buscar agua en donde sea” para llevar, aunque sea un poco, hasta sus casas. Con botellones, pimpinas, baldes y hasta envases de refresco, se ven obligados carretear todo este peso, por kilómetros, para calmar su desesperación ante la sequía.

Desde tempranas horas de la mañana de este martes, decenas de personas se aglomeran en una especie de cañada ubicada en plena Circunvalación 2, al lado de las villas Arenas del Sol. Durante un recorrido hecho por equipo reporteril de Versión Final, se pudo evidenciar el trajín diario de este grupo de marabinos que ha tenido que ingeniárselas para obtener un poco de agua.

“No tenemos agua para comer, ni para beber, ni para cocinar. Sufrimos y guerreamos diariamente para poder acceder a algo tan básico como esto. Tengo que venir más de seis veces, con un botellón y un balde (de 20 litros cada uno) para poder llenar una pipa”, dijo Régulo Medina, habitante del barrio Amparo.

El señor, de unos 50 años, contó que la gente se baña y hasta lava su ropa con el “chorro” de agua que sale por una manguera las 24 horas del día. Medina explicó que para que el vital líquido no se “desperdicie“, deben colocarle un tapón de madera al conducto plástico.

Sería mucho más sencillo comprar el insumo a los camiones cisternas, pero vecinos del sector denunciaron que los choferes cobran “hasta 10 mil bolívares por pipa”.

Cada una la cobran desde siete mil a 10 mil bolívares y la traen amarilla, de paso, así como está saliendo aquí. Pagamos y ni siquiera es apta para el consumo humano, me da miedo darle esa agua a mis nietos, aseguró José Lobo, residente de Amparo también.

El joven Eddy Fuenmayor, que reside en Amparo, alegó que debe hacer “varios viajes” hasta llenar una pipa que les dura, a él y a su madre, un día.

“Esto es agotador. Ya se ha convertido en una rutina pero no nos deberíamos acostumbrar a esto porque es un derecho tener agua en nuestros hogares. Pido a las autoridades que por favor busquen una solución porque es inhumano tenernos así”, expresó Fuenmayor.

Aparte de compartir las mismas inquietudes, todos los que se encontraban en este lugar manifestaron “no confiar” en las “promesas” del gobernador Omar Prietosobre la distribución de agua potable a través de camiones cisternas, tal como lo anunció ayer.

“Hasta que no lleguen a mi casa para surtirme de toda el agua que necesito, no lo creo“, alegaron los hombres, al tiempo que se mostraron un poco predispuestos, pues creen que la verdadera solución es que llegue el líquido por la tubería, “como debe ser”.

Mientras ellos vivían una vez más su viacrucis, el mandatario regional informó a través de su cuenta Twitter, la activación del plan de emergencia de distribución del agua potable, junto a las Fuerzas Armadas, que atenderá “varios sectores” de Maracaibo.

“En esta primera fase, estamos atendiendo la comunidad de San Jacinto y sector Rosa Inés de Maracaibo con un promedio de 250 mil litros para un total de 25 camiones“, indicó Prieto.

Mientras tanto, cualquier recipiente es bueno para recolectar un poco de agua en cualquier pozo improvisado de la región.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios