Denuncian al FAES por ejecutar a hombre luego de haberlo detenido

MonitorDeVíctimas | Denuncian al FAES por ejecutar a hombre luego de haberlo detenido

RR_Norys-Mendoza-Mamá-Yonaiker-Huerta.png

@franzambranor

NORIS MENDOZA SABÍA QUE SU HIJO ANDABA EN MALOS PASOS. El pasado lunes 8 de octubre uno de esos movimientos de Yonaike Huertas de 20 años le condujo a la muerte.

En la morgue de Bello Monte, denunció que la Fuerza de Acciones Especiales (FAES), grupo táctico de la Policía Nacional Bolivariana asesinó a su hijo de un tiro en el pecho, luego de haberlo detenido.

Según la versión que maneja Mendoza, su hijo estaba en la autopista Francisco Fajardo a la altura del barrio San Agustín en dirección hacia Caricuao en compañía de otras de dos personas. “Lamentablemente él andaba robando, para qué voy a decir lo contrario”.

Mendoza dijo que su hijo capturado por funcionarios policiales y luego fue ejecutado.

Aseguró que apoya los planes de seguridad para aplacar la delincuencia en Caracas, “pero no se justifica que asesinen a la gente que se ha rendido”.

Mendoza informó que su hijo, quien deja huérfana a una niña de 4 años de edad, había estado preso.

Cuestionan tesis de enfrentamiento

Por otra parte familiares de Aldemaro Ron quien estaba desaparecido desde el pasado lunes 8 localizaron su cuerpo en la morgue de Bello Monte.

A la familia solo se le informó que Ron de 19 años falleció en Las Mercedes luego de un enfrentamiento con el FAES. Ellos cuestionan la tesis y aseguran que Aldemaro fue secuestrado y posteriormente ejecutado.

Los allegados informaron que el cuerpo de Ron presentó dos impactos de bala, uno de ellos en la cara. “Tenía un ojo morado y le faltaba un diente”, dijo un miembro de la familia, eso demuestra que lo golpearon antes de matarlo.

Ron trabajaba como albañil y era oriundo de Barlovento, viajaba todos los fines de semana a esa zona para ver a su hija de apenas 1 año de edad. En Caracas vivía con su abuela en San Martín. Formaba parte de una familia de cuatro hermanos.

Otros dos asesinatos en Caracas

En otros hechos relacionados con la violencia caracaqueña los cadáveres de dos hombres que tenían antecedentes penales fueron localizados en distintas zonas de la Gran Caracas.

En Turgua, municipio El Hatillo, fue localizado el cuerpo sin vida de Johan Ramírez de 18 años de edad.

Familiares dijeron que desconocían las razones del crimen, así como con qué tipo de arma fue asesinado Johan, sólo saben que su cadáver presentaba signos de haber sido golpeado.

Ramírez estuvo un mes detenido en la sede del Cicpc de El Hatillo por robo y se encontraba bajo régimen de presentación.

Por su parte familiares de Ángel Humberto Sierra Serrano, vecino del barrio Los Sin Techo de El Cementerio señalaron que fue asesinado el pasado miércoles 10 de octubre en una parada de los jeep que hacen transporte en esa barriada caraqueña.

Al salir de su casa fue interceptado por varios sujetos quienes le dispararon tres veces. Familiares desconocen si el asesinato tuvo como móvil el robo o a algún problema que tuviera.

Ángel Humberto tenía 28 años, era albañil, estuvo detenido en una oportunidad y dejó huérfanos a 4 niños (3 hembras y un varón). No estaba casado y vivía con uno de sus hijos.

Es la segunda victima que cobra la violencia en la familia Sierra. Un hermano de Ángel falleció de forma similar hace un par de años.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios