Cada ocho horas fue asesinado un niño en Venezuela en 2017

#MonitordeVíctimas | Cada ocho horas fue asesinado un niño en Venezuela en 2017

RR_Cecodap_Recolección-de-Evidencias-CICPC-foto-Carlos-Ramirez-274.png

@carlos_dhoy

DURANTE EL AÑO 2017 fueron asesinados 1.134 niños y adolescentes, lo que quiere decir que cada día tres menores de edad murieron de manera violenta, uno cada ocho horas, según se desprende del informe “Somos Noticia 2017” presentado por las organizaciones no gubernamentales Cecodap y el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV).

El informe es el resultado de un trabajo en conjunto entre ambas organizaciones y se tomó como base para su elaboración informaciones publicadas por medios impresos y datos obtenidos por el OVV, lo que permite visualizar el problema de la violencia en Venezuela durante el año 2017.

Denuncian que 76 niños con edades comprendidas entre 0 y 4 años fueron asesinados en el período, 1,5 niños menores de cuatro años murieron violentamente cada semana. Asimismo señalan que el año pasado 108 niños y adolescentes murieron en casos de supuestas “resistencias a la autoridad”.

Además advirtieron que la calificación de “muerte en ajuste de cuentas de 643 jóvenes podría ser parte de un proceso de discriminación y descalificación mediante el cual “toda muerte por arma de fuego de jóvenes o adolescentes en zonas populares será automáticamente calificada como un ajuste de cuentas, sin que esa afirmación esté fundamentada en investigaciones o criterios reales”.

Al hacer la comparación entre los años 2017 y 2016, el OVV la cifra de muertes pasó de 1.274 asesinatos a 1.134, hay una reducción de 140 casos. Sin embargo a juicio de los investigadores esta disminución “no es el resultado de políticas, planes de prevención, acciones o inversiones dirigidas a garantizar la protección y resguardo de los niños y adolescentes”.

En este sentido apuntan como posibles causas de la reducción al fenómeno migratorio que se agudizó el año 2017, así como al incremento de las políticas de mano dura que podrían haber reducido el número de homicidas en las calles, pero advirtieron que como consecuencia del uso de esas políticas 108 niños y adolescentes fueron asesinados en casos de resistencia a la autoridad en el lapso de un año.

Además se plantea como otra probable causa de la disminución, el posible nacimiento de una “paz criminal o tregua entre bandas que habrían incorporado “elementos de racionalidad” en la actuación delictiva para ser más eficientes en el logro de sus objetivos”.

Pereira insistió en la denuncia contra las bandas criminales que estarían captando a menores de edad ofreciéndoles alimentos que escasean en el país producto de la crisis económica, “y de esta forma los van involucrando en sus actividades”.

Cecodap y el OVV destacan el tema de la violencia, un tipo de inseguridad estructural que surge como consecuencia de medidas económicas e institucionales adoptadas a escala macro, por decisiones del Estado y que por lo tanto no pueden ser controladas por familias y comunidades, este tipo de violencia afectó a miles de menores entre ellos 205 niños que murieron por desnutrición, 270 que fallecieron por contaminación en los hospitales, mientras que al menos 311 fueron sometidos a trabajo infantil y 137 cayeron en la mendicidad, según reportes de prensa.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios