#MonitordeVíctimas Localizaron cadáver de obrero en basurero del 23 de Enero

Monitor23deEnero

A las 3:45 a. m. me llamó un enfermero del Periférico de Catia y me dijo que la esposa de Tito estaba ahí, con herida de bala. La joven de 30 años, a quien se le protege la identidad por medidas de seguridad, llegó a la Emergencia con un tiro en la espalda que le quedó alojado en la garganta, la madrugada de este viernes 12 de enero.

Como pudo —no puede hablar por el proyectil— le dijo a su familia que su esposo, Tito Ramón Mejías, de 28 años, había sido asesinado y su cadáver se encontraba en un basurero ubicado en el bloque 32 de la zona E, en el 23 de Enero. Tenía múltiples impactos de bala.

Ellos acudieron a esa dirección y efectivamente estaba. Se comunicaron con los cuerpos policiales para que se trasladaran hasta el sector.

Testigos dijeron que la víctima trató de defender a su esposa, ya que los delincuentes querían quitarle la vida a ella primero. La mujer corrió, hasta que recibió el tiro por la espalda y él se interpuso.

Se presume que ambos fueron sometidos la tarde del pasado jueves. Lo último que supieron sus parientes es que ese día irían a Tribunales, pues ella acompañaría a Tito, quien estaba bajo régimen de presentación y tenía miedo de que lo dejaran detenido porque no había acudido en diciembre.

Un familiar de la joven, quien por seguridad no quiso revelar su nombre, contó que la última conexión en su celular fue antes del mediodía. “Pensé en llamarla pero me imaginé que iba a estar durmiendo”.

Durante el resto del día y noche del jueves no tuvieron más noticias de ellos, hasta la madrugada de este viernes. El cuerpo de Tito fue levantado alrededor de las 7:00 p. m. por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

“Les robaron todo, ellos no tenían ni la cédula. Uno siempre pide justicia, pero nunca hay, qué podemos hacer”, soltó.

Fuentes policiales indicaron que investigan a una banda de Casalta, que podría estar involucrada en el crimen. No hubo comunicación de los presuntos delincuentes con la familia.

Tito vivía con su esposa e hijo de cuatro años en Ciudad Tiuna, desde hace cinco años. Vivieron en un refugio de La Rinconada, ya que eran damnificados de Propatria.

Trabajaba como obrero en la Vicepresidencia de la República. Hace tres años se retiró de la Policía Nacional Bolivariana (PNB). Tenía más de 11 años de relación con su pareja, quien se encuentra estable.

 

CINTILLO MONITOR DE VÍCTIMAS_Mesa de trabajo 7

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas