#MonitordeVíctimas Asesinaron a taxista que viajó a Caracas a buscar a un cliente

morguebellomonteMonitor

Foto: Mariana Mendoza / cronica.uno

 

Ángel Peralta, de 25 años, recibió un tiro en la mandíbula y su familia presume que fue víctima de robo cuando trabajaba. Era de San Juan de los Morros y fue localizado en la morgue de Bello Monte un día después de su desaparición.

Crónica Uno

Caracas. A las 8:00 p.m. del pasado martes 14 de noviembre, Elimar Campos llamó a su esposo para saber dónde estaba pero el teléfono se encontraba apagado. Nerviosa contactó a sus compañeros de trabajo y a algunos amigos pero ninguno sabía de Ángel José Peralta León. No volvió a casa.

El taxista, de 25 años, salió desde el casco central de San Juan de los Morros, estado Guárico, hacia Caracas a las 3:00 p.m. de ese día. Le contó a su pareja que buscaría a un cliente en El Valle y regresaría en horas de la noche, como lo había hecho en muchas ocasiones.

Él me llamó a las 5:00 p.m. para saber si había salido del trabajo. Luego lo volví a llamar pasa saber por dónde iba y caía la contestadora. Él tuvo que haber llegado a San Juan entre 10:00 p.m. y 11:00 p.m., contó.

Al no saber nada de Ángel viajó hasta Caracas, con un primo, para tratar de localizarlo. En el camino conversaron con unos funcionarios en una alcabala y le recomendaron que antes de denunciar su desaparición acudieran a hospitales o a la morgue, para salir de dudas.

Ambos llegaron directo a la medicatura forense de Bello Monte y aunque por su nombre no pudieron identificarlo —no tenía documentos— lo hicieron mediante fotografías. Presentó un impacto de bala en la mandíbula y no tenía ninguna de sus pertenencias.

“En la morgue se confundieron y primero nos dijeron que lo habían matado en un enfrentamiento con la Policía Nacional Bolivariana (PNB), cuando su papá entró a reconocerlo vio que no era Ángel”, detalló su esposa.

En la morgue enseñaron un cuerpo equivocado y luego admitieron la confusión, logrando que reconocieran el cadáver. Además les indicaron que fue ingresado a las 11:00 p.m. proveniente del hospital Periférico de Coche. “No sabemos qué pudo pasar, creemos que fue para robarlo”.

La víctima trabajaba con su carro Fiat Uno, color rojo, placa MAJ77W, que no aparece al igual que el resto de sus pertenencias. Tenía tres años trabajando en la línea de taxis Virgen de Fátima en San Juan de Los Morros. Era padre de un hijo, de cuatro años.

 

**cintillo monitor_Mesa de trabajo 7

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas