Gobierno ordenó apagar acerías de Sidor por riesgo de colapso eléctrico

SidorAcerías

 

Las acerías de planchones y palanquillas de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor), paralizadas desde mediados de enero, no arrancarán en los próximos días como tenía previsto la directiva de la industria, debido a la crisis eléctrica que ha llevado al embalse de la central hidroeléctrica Simón Bolívar en Guri a menos de seis metros del colapso.

“Solo estarán laborando la planta de pellas (una sola línea) y Midrex”, informó una fuente de la industria, reestatizada en 2008, que prefirió mantener su nombre en reserva.

El delegado de la acería de palanquillas de Sidor, Carlos Ramírez, detalló que el miércoles de la semana pasada la acería quedó lista -a las siete de la noche- para operar tras la llegada de refractarios, pero aguardaban luz verde por parte de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec).

Al día siguiente, dijo, Corpoelec informó que las acerías no podían arrancar, por lo que la producción de acero permanecerá detenida, como ocurrió durante la sequía entre 2009 y 2010 cuando fueron apagados varios hornos de la industria; desincorporadas 360 celdas de la reductora de aluminio Venalum y desmantelada una línea de producción de aluminio de Alcasa, todas en la zona industrial de Guayana.

Ramírez precisó que requerían en promedio 135 MW para la acería de palanquillas y 140 MW para la acería de planchones para operar con un horno cada una, un nivel mínimo para una siderúrgica con una capacidad instalada de 5,1 millones de toneladas de acero, de los cuales produjo apenas un cuarto en 2015.

Aunque la estatal no se ha pronunciado públicamente al respecto, “es una realidad”, advirtió el trabajador, quien destacó que hasta ahora los trabajadores se mantienen en sus puestos de trabajo acudiendo principalmente durante la jornada diurna, pero “allí todo está apagado”.

Termoeléctricas de adorno

La interrupción de los hornos de las acerías de Sidor, a escasos kilómetros de la central hidroeléctrica de Guri, la más importante de Venezuela, se da pese a que durante la sequía del 2010, el Ejecutivo Nacional aprobó la instalación de dos plantas termoeléctricas en los patios de la industria con una capacidad total de 430 MW, que se esperaba surtieran a la empresa y aportaran al Sistema Interconectado Nacional (SIN).

 

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas