¿Cuáles son las relaciones entre la AN y el TSJ? por Carlos García Soto

tsj2

En las notas anteriores hemos analizado cuáles son los tipos de relaciones institucionales que se pueden establecer entre la Asamblea Nacional (AN) y los Poderes Ejecutivo, Electoral y Ciudadano. Corresponde ahora analizar cuáles son las distintas relaciones institucionales que se pueden establecer entre la AN y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). Aparte de las normas constitucionales sobre el TSJ, la organización y actuación de ese Tribunal se rige igualmente por la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia (Gaceta Oficial N° 39.522 de 1 de octubre de 2010), (LOTSJ).

La legislación en materia de organización y administración nacional de justicia

Corresponde a la AN la legislación en materia de organización y administración nacional de la justicia (numeral 31 del artículo 156 de la Constitución). Y de acuerdo al artículo 267 de la Constitución, “corresponde al Tribunal Supremo de Justicia la dirección, el gobierno y la administración del Poder Judicial”.

Aprobar la reducción o modificación del presupuesto del sistema de justicia

Conforme al artículo 254 de la Constitución, para reducir o modificar el presupuesto del sistema de justicia en el presupuesto ordinario nacional, es necesaria la autorización de la AN.

Realizar la designación definitiva de los Magistrados del TSJ

Corresponde a la AN realizar la designación definitiva de los Magistrados del TSJ (artículo 264 de la Constitución). El procedimiento para realizar esa designación está descrito en los artículos 38 y siguientes de la LOTSJ.

Remover a los Magistrados del TSJ

De acuerdo al artículo 265 de la Constitución, corresponde a la AN, mediante una mayoría calificada de las dos terceras partes de sus integrantes, remover a los Magistrados del TSJ, previa audiencia concedida al interesado, en caso de faltas graves ya calificadas por el Poder Ciudadano.

 

Puede leer todos los artículos de Carlos García Soto AQUÍ

 

Ejercer la jurisdicción constitucional sobre los actos de la AN

Corresponde a la Sala Constitucional del TSJ ejercer la jurisdicción constitucional sobre los actos que dicte la AN (numeral 1 del artículo 266 y artículos 334 y 336 de la Constitución). Con base al ejercicio de esa jurisdicción constitucional, la Sala Constitucional del TSJ podría declarar la nulidad de los distintos actos dictados por la AN.

Esa jurisdicción se ejerce sobre diversos actos de la AN.

En primer lugar, a la Sala Constitucional del TSJ le corresponde declarar la nulidad total o parcial de las Leyes nacionales y demás actos con rango de Ley que dicte la AN, que colidan con la Constitución (numeral 1 del artículo 25 de la LOTSJ). Además, corresponde a la Sala Constitucional determinar, antes de su promulgación, la constitucionalidad del carácter orgánico de las leyes que sean sancionadas por la AN, o de los Decretos-Leyes que sean dictados por el Presidente de la República en Consejo de Ministros (numeral 14 del artículo 25 de la LOTSJ). Igualmente, corresponde a la Sala Constitucional conocer la solicitud que formule el Presidente de la República acerca de la inconstitucionalidad de una Ley que sea sancionada por la AN o de algunos de sus artículos (numeral 15 del artículo 25 de la LOTSJ).

Pero igualmente, en segundo lugar, a la Sala Constitucional corresponde declarar la nulidad total o parcial de los actos en ejecución directa e inmediata de la Constitución dictados por la AN, cuando colidan con ésta (numeral 4 del artículo 25 de la LOTSJ). Como podría, ser por ejemplo, el acto de la AN por el cual inicie un procedimiento de reforma de la Constitución.

En tercer lugar, conforme al numeral 5 del artículo 25 de la LOTSJ, corresponde a la Sala Constitucional verificar, a solicitud del Presidente de la República o de la Asamblea Nacional, la conformidad con la Constitución de los tratados internacionales que sean suscritos por la República, antes de su ratificación.

En cuarto lugar, de acuerdo al numeral 7 del artículo 25 de la LOTSJ, es competencia de la Sala Constitucional declarar la inconstitucionalidad de las omisiones de la AN, cuando haya dejado de dictar las normas o medidas indispensables para garantizar el cumplimiento con la Constitución, o las haya dictado en forma incompleta, así como las omisiones de cualquiera de los órganos del Poder Público Nacional, Estadal o Municipal, y establecer el plazo y, si fuera necesario, los lineamientos o las medidas para su corrección.

En quinto lugar, conforme al numeral 9 del artículo 25 de la LOTSJ, correspondería a la Sala Constitucional dirimir las controversias constitucionales que se susciten entre los órganos del Poder Público, entre los cuales podría encontrarse la AN.

Declarar el mérito para el enjuiciamiento a los Diputados de la AN

Conforme con el numeral 3 del artículo 266 de la Constitución y el numeral 2 del artículo 24 de la LOTSJ, corresponde al TSJ declarar si hay o no mérito para el enjuiciamiento de los Diputados de la AN.

***

Tales son, resumidos, los supuestos de relaciones institucionales que pueden establecerse entre la AN y el TSJ, conforme al Derecho venezolano.

@cgarciasoto

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas