A golpes matan a aspirante a GNB en la escuela de formación

gnb2

 

Euro Rafael Lepage Da Silva de 21 años agonizó por dos días en medio de fuertes dolores luego que su organismo colapsara producto de nueve horas bajo el inclemente sol, en medio de una exhaustiva rutina de ejercicios físicos y de maltratos a los que fue sometido en la Escuela de Formación de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) ubicada en Isla de Guara, frente a Tucupita, capital del estado Delta Amacuro.

Otros ocho jóvenes fueron víctimas del deseo de revancha de los alumnos más antiguos del centro de formación de la GNB en Delta Amacuro, quienes replicaron una espiral de violencia sobre los nuevos con la anuencia de un capitán y dos tenientes que se encontraban en el sitio.

Lepage Da Silva formaba parte de un grupo de 120 aspirantes a entrar en la GNB. Llegó con todos sus objetos personales en un maletín de cargado de la esperanza de un mejor futuro junto a varios de sus amigos.

Los saltos de pollo, los pisotones en las manos, los golpes con un palo de escoba por la espalda, las zancadas y los insultos comenzaron a las 9:00 de la mañana del domingo 24 enero. Durante la jornada, aquellos que se quejaron de sed fueron obligados a tomar agua pútrida, que les causaba nauseas para regocijo de los militares presentes. Ya a las 5:00 de la tarde quedaban 76 en pie, los demás habían renunciado por agotamiento y por ser hostigados de “una manera brutal”, según dijo uno de los heridos.

A esa hora, ya cayendo la tarde, nueve de los jóvenes colapsaron físicamente por los excesos disciplinarios. Producto de los maltratos, se quejaban de dolores de espalda, testiculares, de rodillas y otros órganos, relató uno de los jóvenes aspirantes presente durante toda la jornada.

Euro fue llevado a rastras hasta un bote donde fue trasladado junto con los otros ocho hasta el hospital de Luis Razetti de Tucupita. Según uno de sus amigos presentes, lloraba del dolor, sangraba y se quejaba. En el recinto hospitalario, como en una muestra inusual de crueldad, fue dejado en la emergencia sin un efectivo que lo custodiara ni nadie que pudiera ayudar en la atención de sus necesidades.

Sus familiares se enteraron al día siguiente de lo sucedido y lo trasladaron a otra ciudad para dializarlo por el colapso de sus riñones, que según una versión inicial se le habrían desprendido por los golpes. Este dato, según los familiares, fue omitido intencionalmente en la autopsia realizada en San Félix con la intención de exculpar a los responsables.

Según sus allegados el diagnóstico de muerte fue infarto agudo al miocardio, edema y hemorragia pulmonar.

Su tío Carlos Flores denunció que el joven era nuevo ingreso y que había llegado a las instalaciones el 24 de enero. “Allí los recibieron con ejercicios fuertes, golpes y patadas, por ser los nuevos. A Euro le pegaron tanto en la espalda con un palo de escoba que no se podía mover”.

Luego de ser trasladado al hospital general Luis Razetti de Tucupita, fue referido por la gravedad de sus lesiones a la Clínica Manuel Piar, ubicada en la ciudad de San Félix en el estado Bolívar y distante dos horas de Tucupita por carretera. En ese centro asistencial murió a las tres de la mañana del 27 de enero, tras dos días de agonía comentó Flores.

El Ministerio Público comisionó a los fiscales 49° nacional y 7ª de Delta Amacuro, Oliver Uribe y Mariana Jiménez, respetivamente, a fin de que dirijan la investigación por la muerte de Lepage.

En este sentido, los fiscales coordinan las actuaciones que realizan funcionarios de la Unidad Criminalística contra la Vulneración de Derechos Fundamentales del Ministerio Público del área metropolitana de Caracas, quienes se trasladaron hasta el lugar del hecho para practicar algunas experticias y determinar las responsabilidades penales correspondientes.

 

Puede leer la nota completa de Efecto Cocuyo AQUÍ

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas