Siboney Tineo en interpelación de la AN: “Situación del agua en el país no es grave”

ANHidroven@vgarcia_gv

FOTO: @vgarcia_gv

 

“La situación del agua en Venezuela no es grave ni gravísima, pero requiere de constante monitoreo”, aseveró Siboney Tineo, presidenta de Hidroven, luego de que diputados de las comisiones de Ambiente y Administración y de Servicios de la Asamblea Nacional le pidieran de manera recurrente que definiera la magnitud de la crisis de abastecimiento que atraviesa el país.

Contradictoriamente, Tineo admitió que hay dos embalses fuera de servicio, Santa Rosa (Guárico) y Lagartijo (Miranda), por encontrarse secos, y que el embalse de Clavellinos (Sucre) está muy afectado por su bajo nivel de agua. La razón: una sequía que se ha prolongado por tres años y que se intensifica por el fenómeno El Niño.

En una presentación previa a la interpelación, Tineo informó que las lluvias en el país han disminuido 40% en promedio, y la región centroccidental es la más afectada. Indicó que para paliar los efectos de la sequía han optado por la reducción en la extracción de agua de los embalses –lo que conlleva a racionamientos de servicio–, el desarrollo de fuentes adicionales superficiales y subterráneas, la rehabilitación de 231 pozos, el apoyo de 850 camiones cisterna gubernamentales y la creación del Estado Mayor del Agua. Desde octubre de 2015, indicó, Hidroven ha reparado 2.573 averías.

Tineo afirmó que 95% de la población tiene acceso al agua potable. La Encuesta de Condiciones de Vida 2015, que elaboran la UCV, USB y la UCAB, revelaron que solo 81,3% de los hogares dispone de acueducto, y que 38,4% no tiene acceso continuo al agua.

Hidroven pedirá a la AN recursos adicionales para “diversas obras”.

Denuncias por región. Los diputados expusieron los problemas regionales. Para responder, comparecieron también los presidentes de las 11 filiales de Hidroven: Hidroandes, Hidrocapital, Hidrocaribe, Hidrocentro, Hidrofalcón, Hidrolago, Hidrollanos, Hidropáez, Hidrosuroeste.

El diputado Jony Rahal denunció la rotura de la tubería matriz que surte Nueva Esparta e indicó que se pierden 150 litros por segundo, y no 1 como había dicho la presidenta de Hidrocaribe. Pidió que se revisaran los proyectos de adquisición de plantas desalinizadoras que tiene la gobernación de ese estado, pues asomó que podría haber mal manejo de recursos: “Dijeron que cada una produce 100 litros por segundo y cuesta 42 millones de dólares, pero por esa cantidad puede instalarse una planta que produzca 1.000 litros por segundo”. Criticó que 70% del embalse La Mariposa esté cubierto por la planta bora, sobre lo cual la presidenta de Hidrocapital, Evelin Vásquez, señaló que ese vegetal no es contaminante. “La Mariposa es un reservorio, funciona como un tanque para Caracas”.

Sobre el sistema Tuy IV, fuente de agua adicional para el área metropolitana y Valles del Tuy, Vázquez, dijo que tiene 50% de avance y que entre 2010 y 2012 las lluvias retrasaron las obras. De los problemas en las bases que algunos expertos denunciaron en diciembre, no dijo nada: “Haremos una toma del embalse de Cuira más acelerada con recursos de Corpomiranda. Para el resto de la obra no tenemos recursos”. La diputada Adriana D’Elía pidió más información sobre esta construcción para inspeccionarla.
De la ampliación del acueducto Luisa Cáceres de Arismendi, en Nueva Esparta, dijo: “Está en proyecto, pero estamos pidiendo recursos”.

Lo que no dijeron

En más de cinco horas que duró ayer la interpelación a los presidentes de Hidroven y de nueve empresas filiales hubo preguntas que fueron evadidas y otras que no se respondieron. “Consignaremos esa información por secretaría”, fue una frase recurrente de Siboney Tineo, cabeza de Hidroven. La repitió ante el requerimiento del número de obras llevadas a cabo por las empresas hidrológicas del Estado, acuerdos de inversiones con otras instituciones, informes técnicos de la calidad del agua e inversiones por vía de recursos extraordinarios.

La explicación más solicitada fue por qué los planes de racionamiento anunciados en todo el país no se cumplen con exactitud. Los diputados preguntaron varias veces, con enfoque nacional o regional, y la duda no fue aclarada.

En varias oportunidades se preguntó, sin éxito, con cuántos recursos se dispone para actuar en esta emergencia de abastecimiento de agua.

El diputado Piero Maroun interrogó sobre las soluciones que proponen las hidrológicas para que la crisis del servicio no se repita en el futuro y sobre los niveles de operatividad de la hidrológica del Guri. Lo primero fue ignorado y lo segundo corresponde a Corpoelec, dijo Tineo. Tampoco respondieron preguntas relacionadas con las consecuencias que tiene el cambio climático en el país.

A las denuncias de deforestación de cuencas hidrológicas en Zulia y la contaminación del agua producida por Pdvsa en Monagas, Hidrolago e Hidroven y contestaron con frases vagas.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas