Ysrrael Camero: “Informe del Banco Central de Venezuela es tardío, incompleto y evasivo”

unt-camero

En rueda de prensa, el Secretario Nacional de Políticas Públicas del partido Un Nuevo Tiempo (UNT), Ysrrael Camero, indicó que “el informe presentado por el Banco Central de Venezuela es tardío, incompleto y evasivo, y con él se pretende fortalecer los argumentos falsos que justifican la continuidad de una política económica que ha destruido el aparato productivo nacional”.

“La economía y la sociedad venezolana han funcionado con precios del petróleo más bajos que los actuales. En los primeros dos trimestres de 2014 el precio del petróleo se ubicó por encima de 90 dólares el barril, y hubo una caída del PIB de más de 5 por ciento en cada trimestre. Antes de 1998 la economía venezolana podía funcionar con precios petroleros mucho más bajos, la diferencia está en la destrucción productiva”, ahondó Camero sobre al referirse a que la profundidad de la crisis no deriva de la caída de los precios del petróleo sino de la destrucción sistemática del aparato productivo nacional como política de Estado.

Por otra parte, el ente emisor afirma que el dólar paralelo es fijado sin ningún criterio ni sustento económico, “pero no explica cuál es el criterio para mantener tres tipos de cambios oficiales rígidos”.

Además, Camero dijo que el BCV ratifica la idea de una guerra económica con el propósito de evadir la responsabilidad de la política económica y el tema de la generación de incentivos.

“Cada vez que el gobierno nos habla de ‘guerra económica’ nos alejamos de la resolución de la presente crisis”, agregó.

Destacó que Venezuela tiene la más alta inflación del mundo, es decir, los venezolanos son cada vez más pobres; en cuanto a los alimentos, se mantiene la más alta inflación acumulada.

“Una variación acumulada en los precios durante los primeros 9 meses de 2015 de 108,7%. Variación anual de 141,5% al cierre del tercer trimestre. El precio de los alimentos entre septiembre de 2014 y septiembre de 2015 sufrieron un crecimiento de un 254 %. Una caída del poder adquisitivo del 34 por ciento en un año, hasta septiembre. Las familias destinan el 45 por ciento de sus ingresos en adquirir productos de la cesta básica”, expuso Camero.

Señaló que el informe oculta los índices de escasez tanto de alimentos como de medicinas, repuestos, entre otros; las últimas estadísticas se publicaron en enero de 2014. “El BCV no publica datos de escasez de alimentos y apela a la percepción de acaparamiento”, dijo.  Por otra parte, argumentó que se ha mantenido la caída económica durante siete trimestres seguidos.

“Solo en el tercer trimestre del 2015 se registró una caída de la economía de  7,1 %. ¿Dónde están los datos del cuarto trimestre? A finales de 2015 la inflación se aceleró y la caída del PIB fue más pronunciada. ¿Por qué no lo dice el BCV?”, se preguntó Camero.

Afirmó, con preocupación, que la actividad no petrolera ha sufrido una caída aparatosa: un derrumbe de 11,1 % en manufactura y del  12,8 en comercio y que la industria de la construcción cayó  20,2%, lo que llega a un retroceso de 22,4 % en construcción pública.

“¿Dónde está entonces el impacto económico de la Misión Vivienda? ¿Cómo una caída de estas dimensiones no tiene un impacto en los niveles de desempleo? El gobierno monopolizó la producción de insumos para la construcción como el cemento y las vigas, ¿de dónde viene la escasez?”, apuntó.

Al referirse a los servicios agua y electricidad  dijo que “para nadie es un secreto que, entre 2014 y 2015, hubo recurrentes crisis en de estos servicios, a lo que el Estado fue incapaz de responder eficientemente, el informe muestra una caída de menos 3,7 %, lo que augura profundización de la crisis este año.

Finalmente, alertó que el Banco Central de Venezuela (BCV), controlado por el Ejecutivo Nacional, ha fracasado en sus objetivos constitucionales, que son defender la estabilidad de la moneda y de los precios. “Nelson Merentes tiene mucho que explicar, empezando por su silencio de más de un año, negándole a los venezolanos el conocimiento de su realidad, impidiendo la más simple planificación. El informe del BCV pretende colocar una plataforma para impedir el cambio en el modelo económico que nos ha llevado al presente desastre, al evadir las dimensiones de la crisis, y sus responsabilidades en una política económica desastrosa”.

*Con información de Nota de Prensa.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas