Econométrica proyecta una inflación por encima de 200% para 2015

inflación

“¿Hay luz al final del túnel?”. Ese fue el nombre del foro en el que Econométrica analizó la realidad de la economía nacional y realizó algunas proyecciones de cara al último trimestre del año. Contracción económica, caída del poder adquisitivo a niveles peores a los de 1998, declive del consumo y una inflación que puede sobrepasar de 200% marcan un panorama poco alentador para los próximos meses.

Ángel García Banchs, economista y director de la firma, aseguró que “seguir imprimiendo bolívares, devaluar sin unificar o seguir endeudándonos no servirá”, por lo que el Gobierno debe tomar otras medidas como la “unificación cambiaria”. Henkel García, también director de Econométrica, afirmó que debe dejarse el “cortoplacismo” y pensar en políticas de mediano y largo plazo para cambiar el rumbo. “Es relativamente fácil hacer que Venezuela crezca en el corto plazo”, dijo.

Estas son las proyecciones de Econométrica:

Contracción económica

Las estimaciones de Econométrica indican que este año el Producto Interno Bruto (PIB) caerá entre 5% y 6%. En términos per cápita el PIB será “similar” al de 1998, año previo a la llegada de Hugo Chávez al poder. “Al cierre de 2015 va a ser muy similar al de 1998, ese es el éxito del socialismo del siglo XXI”, lamentó Henkel García.

Escalada en los precios

Los cálculos de la firma, basados en estimaciones extraoficiales, indican que hasta agosto la inflación había llegado a 151%. Si se mantiene ese ritmo, la proyección apunta a 200% para el final de año e, incluso, podría ubicarse en 230% dependiendo de la magnitud del ajuste del salario mínimo que decrete el Ejecutivo nacional en noviembre. “Estamos viendo una aceleración de precios descomunal”, aseguró Ángel García Banchs.

Retrocede el poder adquisitivo

Cuando finalice el año, el poder de compra del salario mínimo va a estar 25% por debajo del que tenía el salario mínimo en 1998. Esa contracción podría ser aún mayor y llegar hasta 40% si no se toman medidas de corrección.  “No hay manera de recuperar el salario real de los venezolanos si no se aumenta la productividad”, expresó García.

Se frena el consumo

Econométrica proyecta que el consumo retrocederá 7% este año, un declive aún mayor al que tendrá el PIB. “Estamos viendo una caída de consumo tremenda por dos razones. Primero, porque no hay producto disponible, la misma oferta te dice que hay una caída en el consumo, y lo otro que ya se está manifestando es el poder de compra de la gente (…) En Venezuela tiene que haber una redimensión de los gastos de los hogares, la gente va a tener que elegir en qué gasta y en qué no”, dijo García.

Tipo de cambio de equilibrio

García Banchs indicó que una tasa de cambio de “equilibrio” estaría en 130 bolívares por dólar. Explicó que si se hace la “unificación cambiaria” a esa paridad se podrían corregir buena parte de las distorsiones de la economía, ya que permitiría frenar la práctica a través de la cual el Banco Central de Venezuela financia el déficit de una Pdvsa que está obligada a vender los dólares de la exportación petrolera a 6,30 bolívares. “Devaluar sin unificar sólo resuelve el problema del déficit fiscal”, afirmó el economista.

Dólar paralelo seguirá subiendo

Aunque considera que el control de cambio va a “reventar”, García Banchs señaló que mientras eso no ocurra el dólar en el mercado paralelo continuará al alza. “Ni 6,30 es sostenible, ni 700 es sostenible. El dólar negro seguirá subiendo hasta que reviente el control”.

¿Hiperinflación o hipermafia?

La escalada de precios que se vive está asociada a un esquema cambiario en el que el dólar tiene tres precios distintos y sólo unos pocos se benefician de esa política. “Es una hiperinflación artificial, mafiosa (…) No existe hiperinflación de precios sin hiperinflación de salarios, y eso no lo hay en Venezuela (…) Es una hiperinflación inducida por una hipermafia”, señaló García Banchs.

“No hay un mercado cambiario, hay una mafia minúscula que se reparte los dólares (…) Pdvsa está regalando su factura de exportación petrolera a una mafia”, insistió el economista.

¿El fin del populismo?

A juicio de García Banchs la gravedad de la crisis económica que vive el país pondrá fin al modelo populista. “Hoy es imposible mantener el populismo: no hay reservas, no hay dólares baratos y el precio del petróleo no es el de antes, desde el punto de vista macroeconómico es imposible (…) Ni siquiera Perón y Chávez juntos, resucitados, podrían mantener vivo el populismo”.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas