10 claves para entender las Zonas de Paz

10 claves para entender las Zonas de Paz

Captura-de-pantalla-2015-07-15-a-las-17.50.09.png

Captura de pantalla 2015-07-15 a la(s) 17.50.09

@ronnarisquez

1. El nacimiento

Las Zonas de Paz fueron creadas en septiembre de 2013 por el Movimiento por la Paz y la Vida, una instancia perteneciente al Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, que coordinaba el viceministro José Vicente Rangel Ávalos.

Las primeras se instalaron en el estado Miranda: 4 municipios de Barlovento y 6 de los Valles del Tuy.

Actualmente hay Zonas de Paz en Miranda, Zulia, Táchira, sur de Aragua, Guárico y Gran Caracas.

 

2. Un proyecto romántico

El objetivo del proyecto de Zonas de Paz era lograr la pacificación de bandas delictivas, mediante un pacto de no agresión entre grupos, basado en el respeto de los territorios controlados por cada grupo. Como parte del acuerdo los funcionarios del Gobierno entregaban recursos económicos y materiales de construcción a las bandas a cambio de las entrega de sus armas. La idea era convertir a los delincuentes en ciudadanos productivos y reinsertarlos a sus comunidades, mediante la agricultura, carpintería y reparación de infraestructura (canchas, aceras, viviendas).

 

3. Las condiciones para la paz

La propuesta de Zonas de Paz fue llevada a los delincuentes personalmente por el ex viceministro de Relaciones Interiores, José Vicente Rangel Ávalos. En las reuniones, los líderes de las bandas exigieron que las policías no entraran a patrullar a las Zonas de Paz. Esta exigencia fue aceptada de manera verbal, según relataron algunos funcionarios que fueron testigos de estas negociaciones.

El Estado entregó recursos para contribuir con la reinserción de estos jóvenes, y a cambio ellos entregaron sus armas. Pero luego utilizaron el dinero que le dieron para adquirir armas de mayor potencia.

 

4. Lo que son ahora

Luego de las negociaciones, las Zonas de Paz se convirtieron en territorios liberados, donde los cuerpos de seguridad no pueden ingresar y las bandas organizadas cometen distintos delitos de forma impune. En algunas zonas se han reportado el desplazamiento de familias, como consecuencia de la violencia y la exigencia de los delincuentes de entregarles sus viviendas. Más 60 se registraron en Barlovento hasta 2014. Mientras que en Valles del Tuy algunos (como la familia Urbano) devolvieron las llaves de sus viviendas al Gobierno, luego del asesinato de nueve de sus integrantes. En otros casos los delincuentes simplemente sacan a las personas de sus viviendas y se apropian de los apartamentos.

Las Zonas de Paz sirven también para ocultar a delincuentes evadidos de las cárceles o solicitados por las autoridades. En Barlovento también se reportó la intimidación a familias para que entreguen a los varones jóvenes para incorporarlos a las filas de las organizaciones delictivas.

 

5. “El negocio” y otros delitos

Según relató uno de los líderes de las bandas que operan en La Cota 905, la venta de drogas es el principal negocio de las bandas que operan en las Zonas de Paz. Esta actividad genera hasta 400 mil bolívares mensuales a cada uno de los miembros de estas organizaciones.

 

Captura de pantalla 2015-07-15 a la(s) 17.52.24

6. El enemigo

Las bandas de las Zonas de Paz se unieron para enfrentar al que consideran un enemigo común: “el gobierno”, que en su lenguaje son las policías (PNB, Cicpc, policías estadales, municipales y Sebin).

La propuesta de paz del Gobierno fue asumida de esta manera por los grupos delictivos, que no se agreden entre ellos y se apoyan para enfrentar a los cuerpos de seguridad.

 

7. Las armas

Estos grupos delictivos tienen un gran poder de fuego y además utilizan radios de frecuencia para comunicarse. A continuación las armas:

Captura de pantalla 2015-07-15 a la(s) 17.52.37

 

8. Cada zona tiene lo suyo

*En Barlovento comenzaron a darse ataques a funcionarios y patrullas de las policías municipales y regionales. Descuartizamiento de enemigos, desplazamiento de familias y un aumento desmedido de los secuestros en la zona, que ademàs es utilizada como territorio de resguardo por los delincuentes. Además, en un reportaje realizado por el periodista Javier Ignacio Mayorca se revela que hay 5 bandas que controlan la troncal 9. Y se dedican principalmente al cobro de vacuna.

*En Ocumare del Tuy se han reportado ataques a delegaciones policías regionales y el Cicpc. Ataques con granadas a funcionarios policiales y de la GNB, con varios fallecidos. También son frecuentes los rescates de delincuentes detenidos en sedes policiales. Las extorsiones y el cobro por protección a los contratistas de obras en la zona son comunes.

*En San Vicente, estado Aragua, operan grupos delictivos vinculados a pranes de Tocorón. Su objetivo es el control territorial. En una ocasión los delincuentes promovieron protesta con apoyo de comunidad para impedir ingreso de la Policía de Aragua. En otras localidades de la entidad se han registrado ataques a sedes policiales con granadas y asesinatos de policías.

*En La Cota 905, El Cementerio y El Valle las bandas se unieron para enfrentar a la policía e impedir el ingreso de los cuerpos de seguridad. Han sido frecuente los ataques con granadas a patrullas y funcionarios, y la quema de vehículos de uso oficial. Estos lugares son utilizados para “guardar” carros robados, a cambio de su devoluciòn se exige a sus dueños el pago de un rescate. Estos precios varían según el vehículo, por una camioneta Toyota piden hasta un millón de bolívares fuertes.

 

9. Violencia visible

*El 1ro de febrero de 2014 la banda “Los Orejones” paralizó y cercó el pueblo de Ocumare del Tuy, municipio Tomás Lander de los Valles del Tuy. Los delincuentes cerraron los accesos y salidas de la localidad. Los negocios no abrieron y los residentes vivieron un día de terror y desconcierto. La muerte de tres miembros de la banda en un presunto enfrentamiento con el Cicpc motivó la acción. Ademàs fueron atacadas sedes policiales.

*El 29 de septiembre de 2014, durante un enfrentamiento con la policía,  las bandas delictivas de Ocumare del Tuy toman como rehén al funcionario del Cicpc Anderson Peraza. Lo llevan a una vivienda y lo ejecutan.

*El 29 de marzo de 2015 bandas de La Cota 905 y El Cementerio se enfrentaron a miembrtos del Frente 5 de Marzo y a funcionarios de la PNB. Murieron un integrante del colectivo y dos policías.

*El 27 de abril de 2015 bandas de la zona de paz de Ciudad Betania, en Ocumare del Tuy asesinan a nueve integrantes de la familia Urbano en el desarrollo de Misión Vivienda, Lomas de la Guadalupe.

*El 5 de junio de 2015 bandas de La Cota 905 queman nueve motos de Policaracas y hieren a siete funcionarios al lanzarles una granada. Ese día y en los días posteriores se registraron intensos tiroteos en el sector.

*El 19 de junio de 2015 fue atacada la caravana del ministro de Deporte, Pedro Infante, cuando circulaba por la La Cota 905.

*El 20 de junio de 2015 Fue atacada y quemada una patrulla de la PNB, tambièn en La Cota 905. Dos funcionarios resultaron heridos.

*El 4 de julio de 2015 bandas que operan en el sur de Aragua atacaron la sede de Poliaragua en Barbacoas para resctar a tres delincuentes.

*El 4 de julio de 2015 atacaron la caravana del viceministro de Seguridad Ciudadana, Yahir Muñoz cuando pasaba cerca de El Cementerio, a la altura de El Peaje. Dos escoltas del funcionario resultaron heridos con granadas.

 

10. El juego de los paramilitares

El 13 de julio el Gobierno realizó la Operación de Liberación y Protección al Pueblo para desmantelar las bandas que operan en La Cota 905. En el procedimiento murieron 15 personas en supuestos enfrentamientos y otras 134 fueron detenidas. En un nuevo intento por transferir responsabilidades, el presidente Nicolás Maduro, y el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Gustavo González López aseguran que estos grupos delictivos están infiltrados por paramilitares colombianos. Sin embargo, varios de los miembros de estas bandas aseguran que en los barrios de Caracas no hay paramilitares y que sus organizaciones son absolutamente autóctonas.

Además se burlan de los funcionarios del Gobierno que alardean con esa afirmación, y hasta hacen apuestas de como las autoridades van a atribuir a los paramilitares su más reciente acción delictiva. “Ojalá aquì hubiera paramilitares, así no podrían con nosotros”, dijo el jefe de la banda.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios