El desarrollo científico del país permeó las capas del mundo político por Camilo Daza Ramírez

images

Hablar de la ciencia en tiempos del Dr. Jacinto Convit, es regodearse en los avances de un país que con el esfuerzo e intelecto de sus hijos, pasó de la ruralidad al modernismo.

Son cien años de lucha en los cuales nuestro sistema educativo se mejoró y amplió para darle cabida en sus aulas a jóvenes que desde el interior del país comenzaron a educarse para posteriormente, con el esfuerzo de sus familias salir de sus pueblos a buscar la continuidad de su formación, para finalmente convertirse en los “Santos Luzardo”, que lucharon y vencieron el atraso de un país.

Esta mejora del sistema educativo lleva a lo largo de un siglo, a la creación y multiplicación de escuelas, liceos y universidades en el interior del país, de manera que los nuevos profesionales se pudieran formar a la sombra del hogar.

Fueron años en los cuales esclarecidos hombres como el Dr. Francisco de Venanzi, con una visión futurista del país crea la Asociación Venezolana para el Avance de la Ciencia, AsoVac, y poco después crea FUNDAVAC, igualmente cristaliza sus esfuerzos en la creación de la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Venezuela.

Un siglo donde se realizaron estudios serios sobre las enfermedades tropicales, donde sobresale la labor de un yaracuyano de estirpe, como lo fue el Dr. Félix Pifano.

Años en los cuales el Dr. Arnoldo Gabaldón, un médico trujillano que en tiempos de democracia se puso las charreteras de General y vence en dura batalla al paludismo. Fueron años de arduo trabajo en los cuales los gobiernos sembraron al país con acueductos, carreteras, vialidad rural, sistemas de riego, y se electrificó la nación.

Un brillante zuliano, el Dr. Humberto Fernández Morán crea el Instituto Venezolano de Investigaciones Neurológicas y Cerebrales, IVNIC.

Con la llegada de la democracia, un caraqueño excepcional, el Dr. Marcel Roche, organiza a partir de lo hecho por el Dr. Fernández Morán, el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, IVIC, donde se le dio cabida a todo venezolano con interés en la investigación, en cualquiera de las ramas del saber.

Fue un siglo en el cual un falconiano junto con un caraqueño, los Drs. Tulio Arends y Miguel Layrisse, descubren el marcador genético “Diego” que demuestra el origen mongol de nuestra población indígena, o sea que por el estrecho de Bering y desde Asia se pudo poblar América.

Pero en otras áreas del conocimiento se produjeron avances significativos. Así con orgullo podemos hablar del maíz Obregón, con el cual el Dr. Pedro Obregón aportó mucho al desarrollo agrícola del país.

El desarrollo científico del país permeó las capas del mundo político y en 1976 se creó El Primer Plan Nacional de Ciencia y Tecnología. Una década después se creó La Comisión Nacional de Biotecnología, que presidida por el Dr. Convit realizó grandes esfuerzos para el desarrollo de país.

 

Camilo Daza Ramírez

Presidente de la Fundación para el Avance de la Ciencia (Fundavac)

@cadazar

 

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas