Capriles: La Constitución tiene las respuestas a cualquier interrogante del pueblo

El Universal

Capriles conmina al TSJ pronunciarse sobre juramentación presidencial

El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, dijo que el país espera del Tribunal Supremo de Justicia, se pronuncie sobre una “clara” interpretación constitucional acerca de lo que ocurrirá el próximo 10 de enero, cuando al presidente Hugo Chávez le corresponda tomar juramento para un nuevo período constitucional.

OCARINA ESPINOZA

El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, conminó al Tribunal Supremo de Justicia, a dar al país una “clara” interpretación sobre lo que deberá ocurrir el próximo 10 de enero, cuando venza el actual período presidencial y el presidente Hugo Chávez deba tomar posesión de su cargo como mandatario.

Capriles Radonski dijo al gobierno que la intención de la oposición no es ni será la de llamar al pueblo a las calles para el cumplimiento de lo que ya está establecido en la Constitución.  “Nosotros queremos agotar el diálogo. No vamos a caer en ese escenario, ¿eso es lo que quiere el gobierno?” Recordó que “el problema del país no es el 10 de enero” sino lo que hay por resolver, la inseguridad, por ejemplo.

Sostuvo que el gobierno quiere poner “un peine” a la oposición con el incumplimiento de lo que demanda la Constitución. Dejó claro que si a título personal le preguntan si quiere o no que el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, asuma la presidencia temporal del país, tal y como establece la norma, su respuesta sería negativa pero no se trata de su posición sino de lo que manda la Carta Magna, insistió.

Según Capriles a los que le interesa el conflicto en el país es a los que están en el gobierno y no tienen liderazgo como para mantener el poder. “Lo que uno ve es una lucha por quedarse con el coroto pero a nosotros nos interesa es que el poder sea  para servir y no para ser servidos”.

“Nosotros queremos preservar la institucionalidad en el país, no la anarquía, por eso dejaba la reflexión sobre qué pasaría si nosotros convocaramos el próximo 10 de enero el pueblo a la calle, ¿una guerra? ¿una pelea? La mitad del país prácticamente fijó una posición distinta al gobierno que está en ejercicio y esos más de 6 millones de venezolanos merecen respeto también, no viven en una isla y son parte del país”, añadió Capriles, en una rueda de prensa en la que estuvo acompañado del gobernador del estado Lara, Henri Falcón.

No ve posibilidad alguna de avalar entonces el hecho de que “a 48 horas de cumplirse el plazo para la toma de posesión el gobierno no haya sido capaz” de decirle al país si el presidente Hugo Chávez acudirá o no a la toma de posesión y se permita, desde el gobierno, rumores sobre la posibilidad de que el mandatario se haga presente.  “No le hablan con claridad a los venezolanos para saber qué esperar el próximo 10 de enero”.

Capriles rechazó asimismo la intención del gobierno de convocar a presidentes de otras naciones para que vengan al país y “avalen irregularidades” con la Constitución. “Le pido con el mayor respeto a los presidentes de América Latina que no se prestan al juego político de un partido”.

“Las palabras del Presidente fueron claras dando instrucciones a quienes están en su gobierno: ‘ante cualquier ausencia debe cumplirse la Constitución’, de manera que ante la ausencia hagamos valer las palabras de la persona electa”.

Capriles dijo que la mitad del país no comprende por qué le cuesta tanto al gobierno cumplir con  la Constitución y hablar con la verdad sobre la condición de salud del mandatario nacional. “Por más dura que sea la verdad hay que ponerla adelante, al final siempre la verdad se sabrá, debe existir algún líder del gobierno que le hable con la verdad a los venezolanos, que diga sí se presentará o no, que deje a un lado la interrogante que hoy se hacen millones de venezolanos y otros países”.

Una vez más Capriles explicó que la respuesta para lo que ocurra el 10 de enero está en la Constitución y es clara. Destacó que hay  la posibilidad de declarar la ausencia temporal del Presidente y que asuma el presidente de la Asamblea Nacional.

Reiteró que nunca se ha planteado que el presidente Hugo Chávez va a dejar de ser el mandatario electo por no presentarse a la juramentación, no obstante, “el 10 de enero termina un período constitucional y arranca uno nuevo”.

“Aquí no hay una monarquía, tampoco es el proceso cubano, que sin elecciones se pasa el poder de uno a otro, aquí se elige gobernante y aquí el pueblo no escogió al vicepresidente Nicolás Maduro ni a los actuales ministros”.

No hay respaldo al paro cívico

El gobernador de Miranda negó cualquier tipo de respaldo a los llamados de paro cívico que se han hecho en redes sociales en el país.  “Creo que se trata del propio gobierno llamando a ese tipo de cosas porque esas son las típicas ollas de los dirigentes del gobierno”, alertó.

“Quiero rechazar absolutamente cualquier desviación del camino democrático que nos hemos trazado, Venezuela lo que necesita es activación económica, generación de empleo, inversión”, expresó.

Alertó sobre personas que dicen ser de oposición pero le hacen el juego al gobierno con este tipo de convocatorias. “Al final los extremos se encuentran, se ponen de acuerdo pero esa no es nuestra posición para nada”.

Sigue la unidad

El gobernador reivindicó el trabajo que sobre los temas políticos y generales se han planteado en el país los últimos días. Afirmó que la unidad sigue existiendo y recordó que el venezolano merecía respeto a los encuentros familiares en los días de asueto navideño.

“El liderazgo ha estado presente, el trabajo no se ha detenido ni se va a detener, cada cosa tiene sus tiempos. La Mesa de la Unidad y el doctor Ramón Guillermo Aveledo le ha exigido al gobierno que diga la verdad sobre la situación planteada y que afecta al país”.

Les dejamos parte de la rueda de prensa cortesía de NTN24:

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas