El motín que el Sebin permitió en El Helicoide - Runrun

El motín que el Sebin permitió en El Helicoide

helicoide-sebin.jpg

 

La tensión entre presos comunes y políticos fue una de las causas de la toma, que finalmente logró algunos de sus objetivos

Patricia de Ceballos teme que su esposo Daniel pueda ser trasladado a Ramo Verde

 

Carlos D’Hoy

@carlos_dhoy

Laura Helena Castillo

@laurahcastillo

 

En muchas ocasiones, durante los cuatro años que lleva preso, el excalcalde de San Cristóbal, Daniel Ceballos, no pudo recibir visitas. A veces, según denunció su familia, pasó semanas aislado. Pero el miércoles en la noche, cuando fue uno de los líderes de un motín dentro de las instalaciones del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), en la sede de El Helicoide, fue entrevistado sin mayores inconvenientes y en prime time, por CNN en Español.

Faltando cuatro días para las elecciones en las que el presidente Nicolás Maduro busca reelegirse hasta 2024, la toma de los calabozos del Sebin -el miércoles 16 de mayo- por parte de los reclusos deja más dudas que certezas: ¿Cómo el Sebin no logró contener un motín de reclusos que no están armados? ¿No había custodios al momento de iniciarse el conflicto? ¿Cómo permitieron la transmisión de fotos y videos denunciando las irregularidades que allí adentro ocurren? ¿Por qué permitieron que el canal CNN en Español entrevistara, vía telefónica, a los detenidos? ¿Cuál mensaje quisieron liberar las autoridades del hermético Sebin?

“Al parecer no había personal de guardia; no había funcionarios dedicados a la custodia de los detenidos, ni un solo funcionario que pusiera orden. Ese tema es uno de los que hace dudar sobre lo ocurrido y la posible vinculación de funcionarios en esos hechos”, señaló una fuente interna que pidió no ser identificada.

Patricia de Ceballos, exalcaldesa de San Cristóbal y esposa de Daniel Ceballos, cree que el Sebin prefirió optar por la calma: “Ellos trataron de evitar la entrevista con CNN y cortar la señal, pero no pudieron. No han hecho requisas porque lo que quieren es calmar la situación y tomar el control. La situación se calmó, pero los presos no están encerrados en sus celdas. No han sido más agresivos porque el encargado de negocios de Estados Unidos ha estado presente y la Iglesia católica nos ha ayudado mucho. También hay muchos medios internacionales que han venido a cubrir el fraude electoral del domingo y eso me parece que también ha frenado que el Sebin pueda hacer otra cosa”.

De riña a causa común

La golpiza al dirigente estudiantil tachirense y preso político Gregory Sanabria fue, según versiones de los propios reclusos, el detonante de la toma. Fuentes que pidieron mantenerse en el anonimato señalan que la existencia de presos comunes y presos políticos en los calabozos del Sebin desencadenó en una situación complicada. “Se trata de poblaciones penitenciarias completamente disímiles. Los detenidos por delitos comunes tenían la impresión de que los presos políticos cuentan con beneficios que ellos también se merecen”.

Siempre según fuentes internas, ese malestar causó una riña en la que Sanabria resultó golpeado. Fue en este momento cuando el prisionero norteamericano Joshua Holt fue grabó el video a través del cual pedía apoyo a su gobierno porque acababa de ser amenazado de muerte. Pero la riña entre bandos terminó convirtiéndose en un frente común de detenidos que exigen reivindicaciones y el debido proceso en sus causas legales.

La fuente indica que la intervención de Daniel Ceballos y otros presos políticos logró calmar los ánimos y canalizó la protesta hacia la petición de beneficios comunes. Finalmente, videos que circularon el día jueves mostraban a buena parte de los reclusos juntos gritando “Libertad”.

 

Makled sale de las sombras

Sin embargo, otras historias circulan alrededor de los acontecimientos. En dos de ellas aparece mencionado Walid Makled, condenado el 10 de febrero de 2015 a 14 años y medio de prisión por los delitos de tráfico de drogas y legitimación de capitales.

Una de las versiones señala que en El Helicoide había “un malestar por los beneficios que tenía Makled, quien se  habría convertido en una especie de pran del centro de detenciones. Al parecer, se estaba planificando un ‘cambio de gobierno’; es decir, quitarle el poder a cualquier costo”, asegura la fuente.

Pero el plan del “cambio de gobierno” habría llegado a oídos de la directiva del centro de detención policial, por lo que se ordenó propinar la golpiza a Sanabria para distraer la atención sobre Makled, quien de inmediato fue trasladado a otro centro de detención.

Otra hipótesis manejada insiste en estos dos aspectos: el malestar de los presos comunes y la figura de Makled. En esta versión la raíz del conflicto es que los presos políticos no estarían pagando la “causa” (pago obligatorio que deben hacer los presos venezolanos a los pranes de cada cárcel). Makled, en un intento de poner en cintura a los presos políticos, habría ordenado la golpiza a  Sanabria, lo que produjo el malestar de los presos políticos.

 

Temores y traslados

La presidenta de la Comisión de Política Interior, Delsa Solórzano, dijo que el motín se habría generado por la agresión que sufrió Gregory Sanabria. “Varios presos políticos han sido sometidos a torturas”, señaló la parlamentaria. Solórzano indicó que la instancia legislativa que encabeza se ha dedicado a atender a los familiares de los presos políticos y responsabilizó al director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), Gustavo González López, de lo que le pueda ocurrir a los reclusos.

Los reclusos publicaron en redes sociales que dentro del Helicoide hay 11 presos con boleta de excarcelación, 4 que jamás han sido presentados en tribunales, 4 en espera del examen psicosocial, 9 con fianza otorgada, 59 presos políticos sin juicio ni traslado, 4 menores de edad, 3 con orden de extradición y 46 con boleta de traslados.

En su cuenta de Twitter el fiscal general nombrado por la asamblea nacional constituyente, Tarek William Saab, informó que se trasladaron “72 privados de libertad hacia diversos centros de reclusión previamente ubicados”. También fueron liberados tres menores de edad (Betsaida Martínez y Elianis Rodríguez, de 17 años, y Andrés Aserraf, de 16). Dylan Canache, de 16 años, fue trasladado a Cochecito, un centro de detención para menores. La reclusión de menores en un centro de adultos es una violación del Código Penal venezolano.

Patricia de Ceballos y los demás familiares de presos que están a las puertas del Sebin desde hace tres días vieron pasar, la noche del jueves, a los dos autobuses en los que trasladaron a lo reclusos. “La angustia de los familiares es que no saben quiénes quedaron, quiénes se fueron ni a dónde se los llevaron. Aquí hay violación de ciertos derechos y procesos porque varios de ellos tenían boletas de traslado a ciertos lugares de reclusión y, de manera extraoficial, supimos que los llevaron a todos a la cárcel de Tocuyito”.

La información que ha recibido Ceballos desde el interior del Sebin es que delegaciones del Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo están tomando declaraciones de los presos. “Esto parece positivo pero es ilegal sin la presencia de sus abogados, que están todos aquí afuera”.

Después de la profusión de videos, comunicados y tuits, dice Ceballos que regresó el silencio a El Helicoide. “Tenemos temor de que quieran separar a los presos políticos y los trasladen. En el caso de Daniel le dijeron que lo podían llevar a Ramo Verde”.

El Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos publicó en Twitter un balance de la toma de El Helicoide: “Lecciones de la Rebelión de los Presos Políticos del Helicoide: Aún en condiciones muy adversas se pueden librar luchas y conquistar victorias. Sólo como consecuencia de la Rebelión se logró la libertad de los adolescentes presos y se obligó a @Defensoria_Vzla visitar el Sebin”.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios