Organizaciones de DD.HH piden sobreseimiento de la causa de los bomberos de Mérida - Runrun

Organizaciones de DD.HH piden sobreseimiento de la causa de los bomberos de Mérida

bomberosmerida.jpg

 

51 organizaciones de derechos humanos venezolanas, así como federaciones y asociaciones de profesores universitarios, suscribieron un comunicado realizado por el Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Los Andes (ODH-ULA) en el que se le solicita al gobierno el sobreseimiento de la causa por la cual los bomberos del estado Mérida, Carlos Varón y Ricardo Prieto, están detenidos desde hace ya un mes.

Transcurridos 33 días de la detención, las organizaciones de derechos humanos hacen la solicitud por considerar que los bomberos no cometieron delito alguno.

Además del sobreseimiento de la causa, las organizaciones y las federaciones y asociaciones de profesores universitarios, piden al Estado que les garantice a Varón y Prieto su integridad física y mental y consideran que la detención y procesamiento de los bomberos vulnera el derecho a la libertad personal, los principios del debido proceso, la libertad de expresión, criminaliza la protesta pacífica, y transgrede el principio de supremacía constitucional consagrado en el artículo 7 de la Constitución Nacional.

El pasado 12 de septiembre de 2018 en horas de la noche, Carlos Varón y Ricardo Prieto, fueron detenidos sin orden judicial y sin flagrancia, mientras realizaban labores en la sede del Cuerpo de Bomberos en la población de Apartaderos, municipio Rangel del estado Mérida.

El motivo de la detención fue la difusión en redes sociales de un vídeo en el que se  puede ver a un burro que se pasea por las instalaciones de la sede del Cuerpo de Bomberos de la población de Apartaderos, refiriéndose los bomberos a este animal como si se tratara del presidente Nicolás Maduro, al que se le están informando de la situación de carencia de la sede de bomberos.

Por la sátira, el gobierno privó de libertad a Varón y Prieto y les aplicó la Ley contra el Odio, promulgada por la asamblea Nncional constituyente y rechazada por las organizaciones de derechos humanos de Venezuela, por ser violatoria de los derechos humanos y un mecanismo para criminalizar la libertad de expresión y el derecho a disentir.

 

*Con información de Prensa ODH-ULA

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios