Voluntad Popular le cobra a Luis Florido sus actos de “indisciplina”

 

 

Las diferencias no son nuevas. La designación de los “enlaces” de la AN con la diáspora quebró una relación que ya venía debilitada por las discrepancias en el debate sobre la participación en las elecciones del 20 de mayo, la negociación en República Dominicana y la amenaza de expulsar a Venezuela de la OEA

@pppenaloza

 

El vaso de Luis Florido estaba lleno. Y la designación de los representantes de la Asamblea Nacional ante la diáspora, fue la gota que rebosó los límites de la paciencia de la dirección de Voluntad Popular (VP) y precipitó su inesperada remoción de la Comisión de Política Exterior del Poder Legislativo.

Florido informó el 8 de junio a través de un comunicado que la Comisión de Política Exterior, que encabeza desde enero de 2016, acordó “la designación de venezolanos en el exterior que serán enlaces para informar a la AN y apoyar a la diáspora venezolana”. El texto en cuestión no incluía nombres y se limitaba a detallar las funciones de los delegados, subrayando que cumplirían con esta labor “ad honorem”.

La lista con las identidades de los voceros provocó una tormenta en las redes sociales, donde este fin de semana se desató una campaña contra el parlamentario tachándolo de “chavista” y de perseguir controlar los recursos que gobiernos y organismos internacionales destinarían a la atención de los emigrantes venezolanos.

Entre los nombres reprobados en las redes sociales destaca el de José Correa Torres, hijo de José Gregorio Correa, diputado de Primero Justicia por el estado Cojedes. La escogencia de Correa Torres, quien colaboraría con la gestión de la AN en Washington, llevó a algunos tuiteros a denunciar que la Cámara había incurrido en nepotismo.

En VP sostienen que en mayo advirtieron a Florido que no hiciera esos nombramientos de manera “unilateral”. Proponían convocar asambleas en las distintas ciudades donde están afincados los migrantes venezolanos, para que ellos mismos escogieran a sus “enlaces” con el Parlamento. “No podíamos seleccionar a esas personas de manera centralizada y partidista”, le dijeron. Sin embargo, el diputado habría roto la línea de su organización.

Señalan que el legislador del estado Lara habría pasado por encima de su partido, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y el propio presidente de la AN, Omar Barboza. “No consultó estas designaciones con nadie, ni siquiera con algunas de las personas que escogió en el exterior que resultaron sorprendidas con el nombramiento”, aseguran.

La cúpula de VP rechaza los ataques contra Florido. No dudan de su honorabilidad y aclaran que su destitución como jefe de la Comisión de Política Exterior no guarda relación con las críticas vertidas en Twitter. “Desde hace meses teníamos diferencias con Luis y le hicimos varios llamados de atención con respecto a sus declaraciones públicas y sobre posiciones que se apartaban de la política internacional del partido”, subrayan.

Líneas distintas

El debate interno sobre los comicios presidenciales del 20 de mayo habría profundizado esta brecha, según esta versión. El representante larense apostaba por la participación en las elecciones, contrariando la posición adoptada por la mayoría de su partido y de la alianza opositora. “Cualquiera puede discrepar, pero el problema fue que él manifestó esa posición divergente a funcionarios en el exterior, lo que generaba confusión y atentaba contra la política de la Unidad”, afirman.

La invitación a la Organización de Naciones Unidas (ONU) para que observara la votación fue otro punto de discordia. A mediados de marzo, el parlamentario declaró: “se abre la posibilidad real de que la ONU envíe una comisión de evaluación para recomendar cuáles deben ser las condiciones electorales, nosotros queremos decir que eso sí nos gusta porque es distinto que la ONU venga a evaluar y a proponer a que la ONU venga a observar unas elecciones el 20 de mayo”. A pesar del matiz, en VP sostienen que desde un principio habían convenido rechazar la venida de cualquier delegación de la ONU.

En VP también cuestionan el desempeño de Florido en el marco del frustrado proceso de negociación que adelantaron en República Dominicana el gobierno y la MUD. Desoyendo las directrices de VP, el diputado habría asumido una vocería “unilateral” que afectó la estrategia comunicacional de la oposición en este delicado tema.

Un integrante de la coalición que intervino en el diálogo de Santo Domingo se sorprende ante ese reproche y recuerda que el dirigente “fue designado oficialmente vocero de la delegación negociadora por acuerdo entre los partidos participantes”. “Soy testigo del desempeño impecable de Florido en República Dominicana. Si fue buen vocero o no, es otro asunto. Pero estuvo autorizado”, recalca la fuente que prefiere reservar su identidad.

El asambleísta manifestó que no apoya una eventual expulsión de Venezuela de la Organización de Estados Americanos (OEA), bajo el argumento de que “no queremos que ocurra con nuestro país lo que pasó con Cuba, que terminó aislado”. No obstante, esa no sería la opinión de la cúpula de VP, que subraya que su compañero “viene trabajando y declarando por la libre”, en un acto de “indisciplina” que lesiona a la organización.

VP dice que no ha expulsado de sus filas al diputado, que se excusó de responder a Runrunes y confirmó que este martes en una rueda de prensa ofrecerá su versión de los hechos. A la espera de que este conflicto se resuelva, lo que sí parece evidente es que el vínculo de Florido con VP se marchitó.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas