Psuv usa sede de Pdvsa para carnetizar a empleados

 

El llamado Estado Mayor Político Petrolero utilizó la sede de la compañía pública en La Campiña para registrar a los trabajadores que accedieron a la “invitación” de sumarse a las filas del partido de gobierno

 

@pppenaloza

 

Petróleos de Venezuela (Pdvsa) atraviesa la peor crisis de su historia, azotada por los escándalos de corrupción, la caída en la producción y el descontento entre sus empleados. Pero la revolución ya encontró la fórmula para mejorar el clima laboral: imponer una jornada de carnetización del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en las propias instalaciones de esta compañía del Estado.

“En este abril de batalla y victoria, el Estado Mayor Político Petrolero invita a todos los trabajadores y trabajadoras a la jornada de carnetización del PSUV. Esta jornada de carnetización es parte de una fase importante de renovación, que servirá para optimizar los registros digitales de la organización y agilizar la movilización de la maquinaria electoral”, reza un mensaje que enviaron esta semana por Whatsapp a la plantilla de la empresa.

La jornada en cuestión se desarrolló entre martes 10 y miércoles 11 de abril en la antesala del auditorio de Pdvsa La Campiña, piso 1. “Lo que se ha hecho no es más que un preludio de lo que podéis hacer, preparaos al combate y contad con la victoria ¡Juntos Todo es Posible! ¡Juntos Podemos Más!”, cierra la cadena con el eslogan que está utilizando el presidente Nicolás Maduro en su campaña por la reelección.

Luego de compartir la “invitación” a sumarse a las filas rojas, en los grupos de Whatsapp corporativos se recordaba a los trabajadores que para completar la inscripción debían registrarse en la página web del PSUV.

“En esta jornada no se vio mucho entusiasmo, la participación no fue masiva”, comenta un trabajador de Pdvsa La Campiña, haciendo la salvedad de que en esta ocasión la convocatoria “no se realizó por los canales oficiales de la empresa, sino a través de Whatsapp”. Sin embargo, calcula que el miércoles al mediodía observó a unos 200 compañeros inscribiéndose en el partido.

El funcionario, que prefiere mantener su nombre en reserva, considera que algunos colegas acuden por convicción y otros por temor a represalias. “Ahorita hay mucho movimiento en Recursos Humanos con jubilaciones, renuncias y despidos, y corren rumores de que tras las elecciones presidenciales del 20 de mayo podría hacerse una depuración tomando como referencia a los carnetizados”, advierte la fuente consultada.

El artículo 13 de la Ley contra la Corrupción señala: “Los funcionarios y empleados públicos están al servicio del Estado y no de parcialidad política o económica alguna. En consecuencia, no podrán destinar el uso de los bienes públicos o los recursos que integran el patrimonio público para favorecer a partidos o proyectos políticos, o a intereses económicos particulares”.

Ese mismo texto legal, en su artículo 70, sanciona con prisión de uno a tres años al “funcionario público que abusando de sus funciones, utilice su cargo para favorecer o perjudicar electoralmente a un candidato, grupo, partido o movimiento político”. En el caso de que un funcionario utilice bienes del patrimonio público “para fines contrarios a los previstos en las leyes”, la pena de cárcel puede alcanzar los cuatro años, según el artículo 56 de la Ley contra la Corrupción.

 

Se multiplican

“Hoy 12 de abril a las 12 en punto del mediodía llegamos al carnet número 5 millones, ya van 5 millones de carnetizados del PSUV”, informó Maduro desde el estado Nueva Esparta, donde inauguró la planta desalinizadora Boca de Pozo. “Buena noticia Venezuela, hemos llegado a 5 millones de carnetizados, rumbo a 6 millones, rumbo al 20 de mayo”, fecha de los comicios presidenciales, subrayó el mandatario venezolano.

Hace exactamente cinco años, en abril de 2012, en los albores de la que sería la última campaña electoral del difunto presidente Hugo Chávez, la organización inició una jornada de inscripción destacando que en ese momento contaba con 7 millones 157 mil 479 militantes. “Todo el que ha deseado ser militante del PSUV, pues llegó la hora de hacerlo”, llamó en ese momento  Jacqueline Faria, directiva del partido.

Ahora se proponen entregar 6 millones de identificaciones y a este ritmo todo es posible. El primer vicepresidente de la organización, Diosdado Cabello, indicó el 26 de febrero que habían “llegado a 1.169.357 carnet del PSUV entregados, casi 200 mil por día”. El proceso comenzó oficialmente el 17 de febrero. Un mes después, el 19 de marzo, el constituyente actualizó al dato: “arribamos nada más y nada menos que a la cifra de 3 millones 438 mil 250 carnetizados (…) de los cuales 1 millón 500 mil 552 son  hombres y 1 millón 937 mil 698 son mujeres”.

Una semana más tarde, el 26 de marzo, Cabello declaró que “hemos arribado a 4 millones 207 mil 576 militantes con carnet en mano”. Y ahora Maduro afirma que llegaron a la meta que se habían trazado por la siguiente razón: “¿Por qué 5 millones de carnet? (…) Porque cada militante que tenga el carnet va a buscar a un votante, va a buscar a un compatriota más para llegar a los 10 millones de votos”, explicó el 9 de marzo.

En poco menos de dos meses, el PSUV dice haber coronado la cumbre de los 5 millones de afiliados. Esto equivale a 625 mil inscripciones por semanas y casi 90 mil por día. Para eso instalaron sus puntos rojos en las plazas Bolívar y también en Pdvsa.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas