Maduro repudia ataque “imperialista” contra el “pueblo de paz” de Siria

Nicolás Maduro rechazó este sábado, 14 de abril, el ataque lanzado la noche del viernes por Estados Unidos, Francia y Reino Unido contra objetivos sirios en donde supuestamente se escondían armas químicas del régimen de Bashar Al Sad.

El pronunciamiento del gobierno de Maduro –un cercano aliado de Rusia, que es a su vez la nación más poderosa que apoya a la administración de Damasco– se produjo 18 horas después de que el presidente estadounidense Donald Trump anunciara la ofensiva ante los medios de comunicación.

“Venezuela repudia el ataque imperialista contra el pueblo noble de Siria”, indicó Maduro, quien aseguró que conoce bien al país.

Según el mandatario venezolano, el de Siria es “un pueblo de paz, un pueblo trabajador. No es un pueblo que quiera guerra ni que bombardea países”, apuntó. “Venezuela, que habla con voz propia, dice no a los bombardeos (…) Paz y respeto para Siria”, reclamó mientras se dirigía a un grupo de simpatizantes del gobierno que había hecho una “marcha antiimperialista” contra las sanciones aplicadas por Washington a decenas de funcionarios del gobierno venezolano.

Para el jefe de Estado venezolano, el ataque de anoche se produjo porque “la industria armamentista necesita mover las armas de la guerra para poder obtener riquezas”. Cuestionó, además, el precio del bombardeo y quién lo pagó.

Maduro también advirtió que había un “plan internacional para sabotear las elecciones presidenciales del 20 de mayo”, en las cuales él luce como favorito luego de inhabilitar políticamente a las principales voces de la oposición, evitar la inscripción de la Mesa de la Unidad Democrática así como de otros partidos políticos y obstaculizar la revisión del registro electoral.

Al respecto, el mandatario anunció que en los próximos días revelaría pruebas contundentes sobre dicho plan.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas