Al menos 10 personas fueron asesinadas en protestas en los tres primeros meses de 2018

El OVCS registró casi 2.500 protestas en 90 días                                                     Miguel Gutiérrez

Carlos D´Hoy

@carlos_dhoy

Al menos diez personas fueron asesinadas en protestas realizadas para exigir al Ejecutivo nacional el cumplimiento de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales en los tres primeros meses del año 2018, de acuerdo con el balance trimestral realizado por el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS).

El Observatorio de Conflictividad registró 2.414 protestas durante los primeros 90 días del año, con un promedio de 26 protestas por día. En total hubo un incremento del 93% en comparación con el mismo período del año anterior cuando se registraron 1.254 manifestaciones.

El informe señala que el gobierno de Nicolás Maduro “continúa consolidando un sistema de represión en Venezuela, enmarcado en el Plan Cívico-Militar Zamora 200 que institucionaliza la actuación conjunta de fuerzas militares, milicianas y civiles armados en el control del orden público”.

Este sistema afectó la realización de protestas al extremo de que “en los primeros tres meses de 2018, 10 personas fueron asesinadas en el contexto de manifestaciones”.

Ocho de las 10 muertes ocurrieron durante protestas para exigir alimentos. Dos mujeres y un menor de edad se encuentran entre las víctimas mortales de la represión. Nueve de las víctimas murieron por heridas de bala y una al ser impactada por una piedra.

Familiares y testigos denunciaron a civiles armados de ser los responsables de al menos seis de las muertes, mientras que en las otras cuatro estarían implicados los organismos de seguridad del Estado.

 

Protestas por alimentos y servicios básicos

El trimestre se caracterizó por el aumento de las protestas por alimentos, medicinas y  servicios básicos, tales como electricidad, gas y agua potable.

Del total de las protestas el 85%, 2094 ocurrieron en reclamo de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, mientras que el restante 15%, o sea 320 fueron por exigir el respeto a derechos civiles y políticos.

Los estados con más acciones de calle fueron Lara con 282 protestas, Trujillo con 264 manifestaciones, Anzoátegui con 236 y Mérida con 210.

Al analizar las causas de las 2.414 protestas, 748 estuvieron vinculadas a la precariedad en los servicios públicos, a un ritmo  de ocho protestas por día, lo que evidencia el acelerado deterioro de este sector y el impacto que han tenido en la población que salió  a la calle.

La inseguridad alimentaria se convirtió en un motivo de quejas por parte de los venezolanos, quienes en 549 oportunidades manifestaron por fallas en el suministro de alimentos, particularmente en la distribución de las cajas de los Comités Locales de Abastecimiento Popular (CLAP).

Los conflictos laborales y el derecho a la salud también motivaron manifestaciones a en todo el país. En total se realizaron 708 protestas solicitando reivindicaciones laborales y 287 exigiendo medicamentos y tratamientos médicos, en otras palabras respeto al derecho humano a la salud.

 

Incremento de saqueos

El estudio además registra un incremento en los intentos de saqueos durante las protestas. Sólo en el mes de enero se produjeron 141 saqueos o intentos de saqueo, 642% más que el mismo mes del año anterior.  El reporte recoge un total de 184 hechos de este tipo en el primer trimestre de 2018.

141 saqueos ocurrieron en enero de 2018                                                                                      Cortesía

Esta situación se ve confirmada por los datos filtrados del Observatorio Venezolano de Seguridad, organismo del Ministerio de Interior Justicia y Paz, que señala que entre el primero de enero de 2018 y el 8 de abril se produjeron 299 “asaltos”. Es importante destacar que esta definición de “asalto” tiene un problema ya que hay un vacío sobre lo que quiere decir el ministerio con ella, sin embargo de acuerdo con la definición militar el “asalto”, consiste en la toma de un espacio geográfico, local o cuartel por parte de una fuerza, otra definición de asalto la vincula más con el robo o atraco, en este sentido se considera que la interpretación realizada por el Mijp está más relacionada con la toma de locales comerciales e instituciones, que con el robo.

Del total de los 299 de esos asaltos o saqueos reportados por el organismo gubernamental, 265 no pudieron ser abortados por las autoridades, 14 fueron conatos y además se registraron 20 casos de daños a instituciones, sean públicas o privadas que no culminaron en la toma y saqueo del establecimiento.

Una de las conclusiones que arroja el informe del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social es que para los manifestantes los saqueos son una forma de tener acceso a alimentos, también son una forma de retaliación ante la falta de respuesta oficial en la atención a sus reclamos por fallas en los servicios públicos.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas