#Monitor de Víctimas | Mataron a comerciante en Las Adjuntas para quitarle un cargamento de carne

Familiares de Jimmy José David han perdido a dos seres queridos en un mes   Foto Carlos Ramírez

Joan Camargo

@JoanCamargo

 

Alexander David no ha superado todavía el homicidio de su hijo, cometido a inicios de febrero por funcionarios del Cicpc en Petare, y ahora debe asimilar que a su hermano menor le quitaron la vida para robarle un cargamento de carne que iba a vender.

Entre lágrimas describió a su hermano, Jimmy José David(39), como un hombre trabajador, que desde que se graduó de bachiller se dedicó a ser comerciante independiente. “Hacía lo que fuera necesario para mantener a sus hijos. Actualmente vendía carne y queso al detal”, dijo.

Recuerda que el pasado viernes lo acompañó a comprar mercancía a un matadero ubicado en Los Teques, y luego al regresar lo dejó, porque debía volver a su casa en Petare.

Lo último que supieron de Jimmy fue que se quedaría en Las Adjuntas para esperar a un conocido que lo ayudaría a cargar el camión cava donde guardaba la carne que vendería ese día.

Durante la tarde no contestó su teléfono y la familia se empezó a preocupar. Su esposa, Celina Muria comentó que él no acostumbraba a desviar las llamadas y menos a apagar el celular, por lo que sospecharon que algo raro pasaba.

Cayó la noche del viernes y no supieron nada de Jimmy, su acompañante tampoco contestaba. De hecho, hasta la fecha no hay rastro de su paradero.

Esa noche, en paralelo, una comisión de la policía científica recibió una notificación sobre la localización de un cadáver en el sector El Guanábano en la carretera vieja Caracas-Los Teques. Cuando llegaron al sitio constataron que se trataba de un hombre que presentaba un tiro a la altura de la sien.

Cuando lo chequearon solo le encontraron su cédula de identidad. En el documento rezaba el nombre de Jimmy, era él, fue asesinado cerca de su casa mientras su familia lo buscaba incansablemente.

El sábado un grupo de cercanos y familiares seguía buscándolo en comisarías y hospitales de Caracas. Todos guardaban la esperanza de encontrarlo con vida, pero la búsqueda fue infructuosa, no había información sobre él en los lugares visitados.

Llegó el domingo y por última instancia decidieron acudir a la morgue de Bello Monte. Donde les informaron que estaba allí y le dieron datos sobre lo sucedido.

La víctima no poseía ni la cava con la carne, ni el dinero en efectivo que tenía de la venta de su mercancía. Su teléfono tampoco fue encontrado.

Jimmy deja dos hijos en estado de orfandad. Su esposa no trabajaba, solo se dedicaba a las labores de su hogar. Ahora debe buscar empleo para poder sostener, ella sola, su hogar.

 

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas