#MonitorDeVíctimas | Asesinan a joven cuando celebraba victoria de una caimanera de baloncesto

Familiares-de-Daniel-Jose-Rico-Coronil

Daniel José Rico Coronil (21) murió en horas de la tarde de este lunes, luego de pasar dos días en las salas de terapia intensiva del hospital Miguel Pérez Carreño, luego de haber sido herido de bala en el abdomen la noche del sábado en el urbanismo Terrazas del Alba, en San Agustín del Sur, municipio Libertador.

Su hermana, Yesenia Rico retiraba su cuerpo este miércoles en la morgue de Bello Monte, junto a otros parientes. “Jamás pensamos que el lunes sería la última vez que lo veríamos con vida”, señaló con tristeza.

Explicó que el pasado sábado Daniel regresaba de trabajar a las 4:00 de la tarde  y se fue junto a varios vecinos a participar en una caimanera (partido) de basquetbol.

“Eran como las 11:30 de la noche y el grupo estaba en la planta baja del edificio festejando.  Nosotros también estábamos despiertos y de pronto escuchamos una especie de golpe, seguido por gritos de la gente. Cuando nos asomamos vimos que se trataba de mi hermano, que estaba herido”, dijo.

Testigos indicaron que luego de la detonación vieron a Daniel desplomarse al suelo. “Mi hermano logró decirnos que la bala rebotó en el suelo y lo hirió. Al parecer dispararon desde el mismo edificio contra el grupo, no sabemos las razones”, indicó Rico.

La víctima fue trasladada hasta el hospital Clínico Universitario, pero fue referido al Miguel Pérez Carreño por falta de insumos. “Lo operaron, pero el proyectil le había afectado el colón y los intestinos grueso y delgado. No resistió”.

Yesenia mencionó que su madre quedó destrozada tras la muerte. “No deja de repetir que le quitaron a su niño, que le quitaron un pedazo de su vida, de su ser, que quería morirse con él”.

Dijo que Daniel padecía de una condición especial. “Aunque tenía 21 años de edad, su comportamiento y pensamiento eran los un niño grande. Desde su nacimiento se detectó que tenía retraso, pero eso no le impidió llevar una vida normal”.

Rico Coronil laboraba para una constructora que adelanta unas obras en El Laguito del Círculo Militar, en Los Próceres. “Estaba muy contento porque le faltaba un mes para que lo dejarán fijo”, añadió.

Daniel deja a un niño de 10 meses en estado de orfandad .

“Aunque casi no hablamos mientras estuvo recluido en el hospital, mi hermano pensaba en nosotros, su familia. Me dijo: “diles que estoy bien… que los quiero mucho”.

Hace ocho años perdió a su hermano Wilfredo Rico (25). Él fue asesinado de un golpe en la cabeza en una riña. “Solo quedamos 10 hermanos”, acotó.

CINTILLO-MONITOR-DE-VÍCTIMAS_Mesa-de-trabajo-71

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas