Comunidades warao temen despedir el 2017 en la oscuridad

Comunidades warao temen despedir el 2017 en la oscuridad

waraos.jpg

waraos

Las luces de las estrellas y la luna serán quienes alumbren el fin de año en las comunidades del Delta del Orinoco ante la falta de energía eléctrica.

La población de Bonoina, una localidad anclada en la desembocadura del Orinoco, parroquia Manuel Renauld municipio Antonio Díaz del estado Delta Amacuro, se alumbra  con mechuzos por la oscuridad que reina en las noches.

“Son cuatro años que estamos sin alumbrados por el desperfecto de la planta generadora de la energía” sostiene Lizandro Moraleda, docente de la comunidad.

“Gobierno viene y Gobierno va, sin que nadie nos solucione  el problema, hemos votado por los candidatos del Gobierno, ganan y se olvidan de nosotros” afirma una madre warao que prefirió reservar su nombre por temor a represalia.

Damelis Marquina relata que sus dos pequeñas hijas sufrieron derrames mientras dormían por mordidas de murciélagos “la oscuridad es tan grande que los murciélagos atacan, muchas personas han sido víctimas” señalan.

En octubre pasado, la gobernadora del Delta Lizeta Hernández prometió a la población tener la solución del problema, sin embargo los habitantes se preparan para recibir el año 2018 bajo las luces de las estrellas y la luna.

En reciente monitoreo del equipo del Observatorio de Derechos Indígenas Kapé Kapé en los caseríos y comunidades del bajo y medio Delta, se pudo comprobar que 9 de 10 comunidades no poseen el mínimo de los servicios básicos: energía eléctrica, agua potable, las infraestructuras de las escuelas están deterioradas y los dispensarios abandonados y sin medicinas.

De las comunidades visitadas, se detectó la falta de energía por desperfectos en la planta generadora o por fallas menores como la ausencia de combustible o sencillamente la no instalación de plantas eléctricas.

Con información de Kapé Kapé

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios