#MonitorDeVíctimas “A mi hijo lo mató la policía un día antes de su cumpleaños”

monitor1

Jheilyn Cermeño

El cuerpo de Luis Alberto Da Corte Reis (35), fue encontrado este lunes por sus familiares en la morgue de Bello Monte. Tenía dos tiros en el pecho y presentaba múltiples golpes en la cara.  Estaba desaparecido desde la tarde del pasado 10 de noviembre, luego de salir del Bar-Restaurante Gallo de Oro, propiedad de sus padres, situado a media cuadra de la Plaza Capuchinos, parroquia San Juan,  municipio Libertador.

Según el libro de ingresos de la medicatura forense Da Corte Reis tenía como lugar de procedencia el Túnel de La Planicie en donde supuestamente se enfrentó con comisiones de la Policía Nacional Bolivariana (PNB). Su cadáver fue traído por los funcionarios del Senamecf a las 9:00 pm.

Familiares indicaron que ese día estaba animado pues al día siguiente estaría de cumpleaños. Hablaba de irse a afeitar. Una de las de las últimas personas en verlo con vida fue una empleada del establecimiento a quien ese día a eso de las 4:00 pm la víctima le pidió el favor que le sirviera una malta.

Su padre Agustín Da Corte relató que una hora después llegó una vecina advirtiendo que a Luis Alberto unos Polinacionales lo tenían esposado y se lo estaban llevando a la fuerza en una patrulla. “Nadie creyó que fuera cierto, no tenía mucho de haber estado en el negocio. Pidió la malta, pensamos que estaba en la parte de arriba”, dijo con voz baja.

Otra hora pasó y al ver que no aparecía comenzaron a llamarlo a su celular, pero no atendía. Fue entonces cuando notaron que había dejado su cartera. “Recordamos lo que dijo aquella señora y fuimos hasta la comisaría de la PNB en San Juan. Allí nos dijeron que no tenían detenido a nadie con ese nombre y con sus características”.

Otros parientes, amigos y trabajadores del local se sumaron a la búsqueda de Luis Alberto. Se trasladaron hasta hospital Miguel Pérez Carreño. “Fuimos solo para allá porque jamás pensamos que podría estar muerto. Solo imaginamos que como salió sin sus documentos seria una simple detención”, expresó su novia Vanessa Caldera.

“Me decía papá quiero irme del país, pero no quiero dejarte solo ni a mi mamá.  A mi hijo lo mató la policía un día antes de su cumpleaños y ahora me lo quieren encochinar diciendo que se enfrentó  y ni un arma de fuego tenía”, señaló su papá quien recordó que hace 42 años se vino desde Portugal para trabajar en Venezuela.

Tras no hallarlo, la denuncia de la desaparición de Luis Alberto fue puesta el 15 de noviembre ante la Unidad de Atención a la Víctima del Ministerio Público en la Avenida Urdaneta. El caso esta reseñado ante la Fiscalía  126° de Caracas con el n°504675-2017 .

“El funcionario que nos atendió nos insistía que lo siguiéramos buscando en los comandos de la PNB porque a veces los policías realizaban aprehensiones y cuando los familiares acuden a buscarlos se los niegan. Fue por eso que también acudimos al Cicpc, Sebin y hasta el DIM”, acotó Caldera.

“La policía prácticamente lo secuestró, porque ese día fuimos hasta la barbería donde el va, casi que al frente del establecimiento y lo atendieron y luego se marchó. Entonces lo agarraron cuando ya venía de regreso para el bar”, expresó entre lágrimas Carmen Aguilera, empleada en el local desde hace más de 10 años.

“Luisito era muy humanitario, gentil y bondadoso. Cuando la gente venía a pedir comida él se quitaba el bocado y se los daba. A quien necesitara, siempre estaba dispuesto ayudarlo. Lo que hacía ese muchacho era trabajar. Se quedaba hasta la madrugada ayudando a su mamá”, añadió Aguilera.

Deudos de  Da Corte Reis aseguran que jamás había estado detenido y tampoco presenta registros policiales. “Él era deportista, lo que le gustaba era hacer ejercicio, no tenía vicios. Casi que tiene un gimnasio en la casa”.

El fallecido era el único varón y el mayor de dos hermanos. Laboraba junto a sus padres en el negocio desde la adolescencia. Deja en estado de orfandad a una hija de 15 años que vive en Colombia.

El dato

Según datos de Monitor de Víctimas, entre mayo y octubre 40 personas han sido asesinadas en la parroquia San Juan, municipio Libertador (DC). Entre las que destacan 10 en presuntos casos de resistencias a la autoridad con oficiales de la PNB, ocho para ser despojadas de sus pertenencias, seis por causas a determinar, dos durante peleas o riñas, una producto de un secuestro, una por violencia de género, una por arrollamiento, una por bala perdida, una por enfrentamientos entre bandas, dos  por  ajuste de cuentas, dos por ejecuciones y una por hechos relacionado con droga.

 

 

CINTILLO MONITOR DE VÍCTIMAS_Mesa de trabajo 7 (1)

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas