Rectora de la UDO denunció desaparición de dos estudiantes tras arremetida de la GNB y PNB

puga

 

La rectora de la Universidad de Oriente en el estado Bolívar, Milena Bravo, denunció que dos estudiantes están desaparecidos desde este miércoles, cuando efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana y la Policía Nacional Bolivariana reprimieron a a estudiantes dentro de las instalaciones del recinto.

Bravo dijo que desconoce el paradero de los jóvenes y responsabilizó al gobernador Francisco Rangel Gómez por la integridad de los mismos.

Los desaparecidos responden a los nombres de César Zabala y Villandry Tochón, informó la presidenta de la Federación de Centros Universitario de la Universidad Central de Venezuela, Rafaela Requesens.

La incursión de los cuerpos de seguridad en la casa de estudios dejó a un estudiante muerto y cuatro heridos, todos ellos por disparos.

Bravo anunció que la Universidad de Oriente suspenderá sus actividades durante los tres días de duelo decretados por el asesinato de Augusto Puga, estudiante de Enfermería en manos de la GNB, quien rindieron un homenaje este jueves.

Las sedes de la UDO en Anzoátegui, Carúpano y Nueva Esparta también honraron la memoria de Puga.

Por su parte, Raúl Yusef, coordinador de la MUD en Bolívar dijo que “el día de hoy el gobierno chavista avanzó un paso más en su oleada represiva”.

“Reprimieron esta vez, ya no lanzando bombas lacrimógenas en forma directa a los manifestantes, lo cual ha demostrado que puede ser letal, sino que efectivos de la Guardia Nacional y de la Policía del estado Bolívar, reprimieron a balazos la manifestación estudiantil de la UDO, dejando literalmente casi destruido el decanato y tres heridos de bala en situación de gravedad”.

“Lamentablemente la agresión asesina contra manifestantes desarmados y pacíficos ha dejado víctimas de gravedad, como es el caso de Pugas, estudiante de enfermería, quien recibió un impacto de bala en la cabeza y registra pérdida de masa encefálica, su caso es muy grave. La maldad de los represores es tal, que cuando los heridos estaban ya en el suelo y los jóvenes de la Cruz Verde acudían a levantarlos, los esbirros continuaban disparando”, aseguró.

 

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas