#20A: Menos gente, el mismo ímpetu y más represión

chacaito

 

Por sexta vez desde que el TSJ diera el autogolpe a la Asamblea Nacional simpatizantes de la oposición intentaron llegar a la Defensoría del Pueblo y como de costumbre fueron reprimidos por los cuerpos de seguridad del Estado, aunado a los colectivos simpatizantes del gobierno.

La de ayer fue una concentración quizás menor en cifras a la de este miércoles 19 de abril, pero el espíritu que se respiraba era el mismo. La estrategia de la disidencia de concentrar a manifestantes en el oeste de Caracas para posteriormente unirlos en el camino hacía la sede del Poder Moral fue infructuosa, Guardias Nacionales impidieron que se aglomeraran en los puntos de San Bernardino, El Paraíso y Santa Mónica. Los que pudieron, llegaron hasta la Plaza Altamira, el epicentro de la reunión de este jueves, otro día sin servicio de Metro de Caracas, sin clases en la mayoría de los colegios y con abundante humo de bombas lacrimógenas.

 

A las once de la mañana, hora en la que partió la marcha de este #19A, la plaza Francia apenas se estaba apenas calentando, una camioneta con dirigentes de Primero Justicia alentaba a las personas a promover la convocatoria de ayer. Obviamente temían que la concentración no fuese tan masiva como la anterior.

Pero a cuenta gotas fue llegando gente y los espacios libres y la sombra para guarecerse del inclemente sol empezaron a desaparecer. Una de las primeras en tomar el micrófono fue Rafaela Requesens, presidenta de la Federación de Centros Universitarios de la UCV. ‘Tenemos que tener fuerza para seguir en la calle, ayer (miércoles) hubo muertos, pero el movimiento estudiantil va a seguir de pie, no nos van a intimidar, cuenten con nosotros”.

El alcalde del municipio Chacao, Ramón Muchacho, llegó acompañado por el cantante Chyno y las personas que estaban ansiosas por salir a manifestar de una vez, recobraron el interés. “Démosle un aplauso a este muchacho que abandonó sus compromisos profesionales para estar hoy luchando por Venezuela”, dijo el burgomaestre.

Chyno dio las gracias y en seguida entonó la notas del himno nacional. “Iba a regresarme hoy a mi casa en Estados Unidos, pero decidí quedarme para seguir apoyando, nunca había estado en una marcha tan grande y tan inmensa. Vi a toda la gente sin armas, con muchos sueños, mucha esperanza y mucha fe, marchando para dejar en claro que queremos un mejor país”.

Mientras el artista alborotaba a sus seguidoras, espontáneos procedían a clausurar oficialmente el tránsito en la Francisco de Miranda. Querían acción y menos palabras. Pero los coordinadores de la marcha aún no tenían luz verde para salir y procedían a montar a oradores en la camioneta para mantener viva la llama de la inconformidad con la administración de Maduro.

“Es peor quedarnos con este régimen para siempre que no salir a la calle, se los dice la esposa de un policía que tiene más de una década preso, por culpa de este régimen inmoral y dictatorial”, manifestó la diputada Yajaira de Forero.

“La gente en Coro y Punto Fijo está en la calle, ayer hubo más de 50 detenidos”, salió al paso el parlamentario por el estado Falcón, Luis Stefanelli. “Ya hay más de 700 personas presas solo por manifestar”, completó el también diputado, Ismael García.

El desfile de trabajadores de la AN continuó. “Esta lucha la vamos a dar en la calle, todos los días si es necesario”, sentenció José Gregorio “Goyo” Graterol.

Pero de pronto, un círculo de banderas azules le abrió paso a una figura femenina, María Corina Machado del partido Vente Venezuela. “El paso que estamos dando hoy es importante, los ciudadanos estamos decididos a conquistar la libertad, hoy a la Fuerza Armada le decimos que decida de qué lado de la historia quiere estar, si del de la libertad o del lado de Maduro y sus abusos”.

Hasta un representante de la iglesia tuvo espacio en el mitin, el padre José Palmar, quien fue afectado por los gases lacrimógenos este miércoles, tomó la palabra para bendecir la caminata que estaba por comenzar. “Ayer me decían que hay una orden de captura en mi contra, aquí estoy Nicolás, no te tengo miedo”.

Minutos después, el dirigente de PJ, encargado de animar a la muchedumbre instó a los diputados presentes para que se colocaran al frente de la marcha a punto de iniciarse. Delsa Solórzano, Tamara Adrián, Enrique Márquez, Stefanelli, Forero, García, Graterol, además de la alcaldesa Helen Fernández entrelazaron sus manos e iniciaron el recorrido a las 12:36 pm en dirección hacia Chacao.

 

No doblaron hacia la autopista a la altura de Bello Campo sino que siguieron de largo en dirección a la Plaza Brión de Chacaito, la aglomeración se hizo densa frente al Centro Lido y justo frente a la estatua de José Martín, los dirigentes políticos de oposición se detuvieron para decidir si iban por la avenida Francisco Solano o por la autopista Francisco Fajardo. La opción fue esta primera, pero luego de minutos la marcha se paró y en seguida empezó a retroceder, el piquete de las fuerzas de seguridad estaba apenas a una cuadra y el festival de lacrimógenas empezó solo para dispersar a la muchedumbre. Por parte de los marchantes nadie tiró una piedra, no hubo ni siquiera insultos en las primeras de cambio. Freddy Guevara pasó como a cien kilómetros por hora animando a la gente a seguir “pa’lante”, igual Miguel Pizarro, Juan Andrés Mejía y David Smolansky. Fue el mismo guión de los días pasados, un libreto que siempre terminó con heridos, detenidos, represión y denuncias de violaciones a los derechos humanos. La historia que pareciera nunca acabar y que miles en las calles gritan a diario que desean ponerle punto final, es una etapa de resistencia de lado y lado ¿Cuanto durará? ¿Quién sabe?  

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas