Mercal y Abastos Bicentenarios se quedan sin productos frente al Clap

Mercal..

En menos de ocho años, el Gobierno Venezolano ha modificado sus políticas alimentarias, desde Pdval y Mercal hasta los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), los cuales han tomado la batuta de la distribución de productos básicos y alimentos para dejar a Mercal un puñado de productos y la venta de pan.

El diario larense El Impulso realizó un trabajo especial donde reseña los cambios que desde la presidencia de Hugo Chávez han sido dictadas. Los periodistas visitaron los antiguos establecimientos gubernamentales y encontraron que en Mercal más de 60 % de los anaqueles se encuentran vacíos. Los pocos productos que venden –artículos de limpieza, toallas diarias femeninas, pasta de tomate, papelón y sardinas– son opacados por los dos panes canillas que venden gracias a las panaderías adscritas.

En el caso del abasto Bicentenario, los periodistas constataron que tan solo ofrece un tipo de producto regulado cada día y en pocas cantidades. “Y el lugar que debería ofrecer productos nacionales y a buen precio, para que el pueblo venezolano pueda adquirir sus alimentos y se radicalice el hambre que han denunciado tanto el actual como el anterior presidente, éste comercializa artículos de otros países y a costo de dólar paralelo. Una kilo de pasta en Bicentenario cuesta 6.000 bolívares, un frasco de pasta de tomate está alrededor de los 4.000, y así consecutivamente” reseña El Impulso.

Para conocer más, lea el trabajo especial en El Impulso

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas