“El hombre del rifle” asesina a plena luz del día en Barquisimeto

Asesinato-Hombre-del-Rifle

Nelson  Eduardo Brizuela Urdaneta, de 49 años de edad, fue en compañía de su esposa a una panadería ubicada por la calle 10 entre carreras 19 y 20, al este de la ciudad. Cuando regresaban la mujer se percata que su marido no se sube al vehículo y tampoco lo veía, al asomarse del lado del conductor lo vio desplomado en el piso.

La desesperación invadió a la mujer quien con ayuda de terceras personas auxiliaron al comerciante y lo trasladaron hasta una clínica privada al este de la ciudad.

Tras haber pasado unos minutos la víctima falleció a causa de un disparo en la cabeza.

Su hermano, Carlos Brizuela, asegura que su esposa no sabe de donde salió el proyectil que lo mató, nunca pudo ver, pues todo fue en instantes. Brizuela Urdaneta estaba residenciado en la urbanización Chucho Briceño, de Cabudare, municipio Palavecino y se ganaba la vida como vendedor de repuestos de carro.

El hecho sangriento fue cometido la tarde del martes 9 de agosto.

Los funcionarios del Eje Contra Homicidios comenzaron hacer las pesquisas del hecho y mayúscula fue su sorpresa cuando determinaron en la autopsia que Brizuela Urdaneta había sido asesinado con un disparo proveniente de un rifle calibre 22.

Tras indagar de una manera minuciosa en el sitio del hecho, constataron que se trata de una víctima más del “El Hombre del Rifle”.

En el lugar también vieron merodeando el vehículo gris, aparentemente un Toyota Corolla.

Sabuesos involucrados a la investigación confiesan que tienen más detalles al respecto, aparentemente se trata de dos sujetos que se movilizan en el vehículo. Uno conduce y el otro dispara. Según han escuchado de los testigos, el victimario baja la ventanilla trasera y desde allí hala del gatillo. Existe otra versión en la que indican que el sujeto se estaciona y se baja del vehículo.

Lo cierto es que los investigadores presumen que el rifle tiene mira telescópica. Comentan que probablemente se estacionan entre una cuadra a cuadra y media de distancia para cometer los crímenes, los cuales suelen perpetrarse a plena luz del día.

Larenses en alerta

Los investigadores al saber que la muerte de Brizuela Urdaneta fue ocasionada por un proyectil calibre 22, se lo informaron a sus seres queridos, a quienes le indicaron que otras personas habían muerto de forma similar.

Dicha información se coló en el velorio del comerciante, entre los familiares y conocidos. Desde la noche del jueves y la mañana del viernes las redes sociales comenzaron a mencionar sobre la existencia de “El Hombre del Rifle”. Interminables cadenas se enviaban y recibían vía telefónica. Gran parte de la colectividad larense se alarmó frente al tema.

Los sabuesos indicaron que Brizuela Urdaneta ha sido su más reciente víctima y no atacaba desde el mes de junio, específicamente el 24 de julio, cuando a la 1:15 de la tarde acabó con la vida de Oscar José Carreño Rivero (20), quien era charlero y fue asesinado en la avenida Vargas entre carrera 25 y avenida Venezuela.

El vehículo siguió su rumbo y cinco minutos después disparó a otro hombre: Adolfo Rafael Méndez Piñero (25), quien era técnico de celular y fue baleado en la cabeza, quien sobrevivió al ataque realizado por “El Hombre del Rifle” en La Plaza Los Ilustres.

Aparentemente la sed de disparar de este criminal ese día estaba desatada porque a las 3:15 de la tarde de ese mismo día regresó hasta la avenida Vargas, específicamente frente al centro comercial Arca y ultimó al taxista Mike Nelson Suárez González (55).

Estos dos homicidios fueron conectados en la investigación con el crimen del comerciante ocurrido el pasado martes.

Lea la historia completa en El Impulso

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas