Gobierno pagó $ 472 millones por adquisición, instalación y mantenimiento de 3 turbinas

citgopet

La crisis de 2009 puso en evidencia lo vulnerable del sistema eléctrico nacional. Desde 2010 el gobierno ha hecho negociaciones para la adquisición de equipos en un intento de aumentar la generación en el parque termoeléctrico. Hasta ahora sin éxito. Fuentes del sector han indicado que en lo que va de año las plantas están trabajando a menos de 30% de su capacidad instalada.

Entre las negociaciones hechas por el gobierno se encuentran las que se realizaron a través de Citgo Petroleum Coporation, filial de Petróleos de Venezuela en Estados Unidos, para la compra, instalación, operación y mantenimiento de 3 turbinas con una inversión 472,51 millones de dólares.

El primer contrato, con fecha de julio de 2010, fue firmado por Alejandro Granado, para aquel entonces presidente de Citgo, con la empresa estadounidense Waller Marine. Partiendo de lo que dice el documento, la transacción fue por 248 millones de dólares para la compra de las 3 turbinas y la construcción de 2 de ellas en gabarra, así como para su conversión dual gas/diesel. El acuerdo no incluyó la construcción del muelle ni las facilidades, como un gasoducto o una subestación, para su operación.

La instalación y conversión de 2 de las barcazas se llevó a cabo. En mayo de 2011, en el Complejo Generador Josefa Joaquina Sánchez Bastidas, en Tacoa, estado Vargas, se incorporaron al sistema eléctrico con los nombres de Josefa Rufina y Margarita con una capacidad de generación de 170 megavatios cada una. La tercera turbina nunca fue traída al país.

Sigue leyendo esta nota de Zayira Arenas y María Fernanda Sojo en El Nacional.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas