Elías Matta: “Que no haya controles en la entrega de la riqueza del país significa más corrupción”

Elias-Matta

@AlejandroRHer

El diputado y vicepresidente de la Comisión de Energía y Petróleo, Elías Matta, cuestiona la entrega “a dedo”, por parte del Ejecutivo, de la riqueza mineral del país a empresas internacionales. “El Gobierno le está abriendo las puertas de par en par a los capitales extranjeros, pero a los inversionistas privados venezolanos les da palo”, sostiene.

Durante años ha seguido los cambios legislativos impulsados por el chavismo en esa materia y asegura que se ha elaborado un marco legal para quitarle a la Asamblea Nacional la atribución de revisar esos contratos.

Aunque la Ley de Hidrocarburos establece en su artículo 33 que todos los contratos con empresas mixtas y extranjeras dirigidos a la explotación del subsuelo nacional deben pasar por el Parlamento para ser supervisados, Matta afirma que la puerta de la “discrecionalidad” se abrió cuando eliminaron esa disposición de la Ley de Hidrocarburos Gaseosos, así como en de la Ley Especial del Sector Petroquímico en 2009 y el 30 de diciembre de 2015 con la reforma de la ley que le reserva al Estado todas las potestades para la explotación del oro y demás minerales preciosos.

Hace dos semana Matta introdujo en la Secretaría de la Asamblea Nacional dos proyectos de ley orientados a devolverle al poder Legislativo la facultad reguladora en esa materia, basados en el artículo 150 de la Constitución, que establece que no podrá realizarse contrato alguno de interés público nacional con Estados o entidades extranjeras sin aprobación del Parlamento.

-¿Por qué usted dice que esta es la apertura más grande hacia el sector privado internacional vista en el país?

-Porque en este momento el Gobierno está entregando a dedo, y sin control alguno del poder Legislativo, el subsuelo venezolano a empresas de internacionales de gas, minería y petróleo. Pareciera un plan pensado para la venta de la nación; y de esa forma sortear la crisis y mantenerse en el poder. Esto es un andamiaje para repartir el país, así de sencillo. Después de haber hablado tantas necedades de la privatización, miren en lo que están.

-¿Por qué le quitaron a la Asamblea todas las competencias para supervisar?

Es el desespero que tiene el Gobierno por la búsqueda de dólares, porque no supieron ahorrar en la época de las vacas gordas. Hubo dos explosiones petroleras en la era chavista, y de las dos no guardaron ni un dólar. Se chuparon todo y mucho de ese dinero fue a manos de la corrupción. Como diputados tiene que preocuparnos cualquier mal negocio que vaya a hacer la República, ¿Y si el ministro quiere ejecutar una política que va contra los intereses del país? ¿Cómo es eso que la Asamblea Nacional no puede discutir sobre eso? ¿entonces para qué estamos nosotros aquí? 

-¿Qué está haciendo el Gobierno con los activos de PDVSA?

-A finales de marzo entregan los estados auditados de KPMG, que es la empresa que revisa las cuentas de PDVSA. Hemos sido tan serios con la negociación con Rosneft, que en la Comisión de Energía y Petróleo acordamos por unanimidad solicitarle por escrito al ministro Eulogio del Pino que nos explicara qué es lo que está negociando con esta empresa rusa; porque, para empezar, no pareciera que el valor del 23% de las acciones de Petromonagas es $500 millones. Que nos demuestren que eso es lo que vale. Si están haciendo todo transparentemente, ¿cuál es el miedo de venir a explicar? 

-¿Qué está pasando con la minería?

-En 2011 crearon la ley que le reserva al Estado el oro y otros minerales preciosos, Como si no fuera suficiente, a esta reciente ley la han reformado cuatro veces y en la última reforma, hecha el 30 de diciembre pasado, también le eliminaron todo mecanismo de control al poder legislativo. Por eso ahora ellos pretenden entregar todo ese arco del Orinoco a dedo y sin pasar por la Asamblea Nacional, con un agravante aún peor, que es que el artículo que define las regalías que va a pagar la empresa al Estado establece que el monto puede variar desde un mínimo de 3% a un máximo de 13%. Es una cosa inaudita. Significa que el ministro de energía decide cuánto cobra en cada área geográfica que se esté explotando. ¿Cómo define eso el Ministro? ¿Por qué la pillería de quitar el artículo que establece el control de la Asamblea Nacional? 

-¿Y el caso de Gold Reserve?

-Una vergüenza. Después de que le quitaron, abruptamente, la concesión a esa empresa canadiense; y perdieron para la República un laudo internacional por $750 millones de dólares,  van y se sientan a negociar. Tendrán que admitir que el país perdió esa inmensa cantidad de dinero; pero, ¿quién se hace responsable por esa pérdida de recursos? ¿Quién va a pagar por eso? Eso es lo triste, que aquí nunca hay culpables. Eso sí es ser vende patria.

-¿Cuál es la responsabilidad de Rafael Ramírez en todo esto que usted describe? 

-Ramírez es el principal responsable de este desastre, fracasó rotundamente y la mayor demostración de eso, es la realidad que hoy tenemos. Ellos apostaron a que el modelo del socialismo del siglo XXI era sustentable; pero quedó demostrado que no lo fue, ni siquiera con el barril de petróleo a 100 dólares.

-Llegaron al poder prometiendo que acabarían con el rentismo petrolero y 17 años después eso sigue siendo una promesa

-Cuando Chávez llegó al poder los recursos por petróleo que ingresaban, representaban el 68% de los ingresos totales del país, hoy son el 94%. Somos más rentistas que antes. Este fue el modelo que construyeron Chávez y Ramírez, y que nos estalló en la cara.

-¿Sabe algo de los 25 mil millones de dólares que se perdieron de CADIVI?

Esos 25 mil millones dólares ya van por 200 mil millones de dólares, de acuerdo a lo que se habla en la Comisión de contraloría. Aquí casos como el de Roberto Rincón investigado en Estados Unidos por movilizar una fortuna de 1000 millones de dólares; o Diego Salazar, que se le calculan $1500 millones, son inexplicables. Pero esto lo generó la opacidad y la falta de transparencia. No es posible que el Fonden haya manejado $150 mil millones de dólares y no entregara ni un informe. El Fondo Chino lleva $57 mil millones y tampoco sabemos nada.

-¿Cómo definiría al modelo económico de estos 17 años?

-Este es el capitalismo más salvaje que uno pudiera imaginar. Estamos en el país donde los trabajadores ganan peor en toda América Latina, es una triste realidad. Dicen las malas lenguas que en Harvard se está haciendo un estudio donde pudiera quedar reflejado, que la transferencia de recursos de un Estado a un grupo particular más alta de la humanidad, hasta la fecha, se hizo en Venezuela durante estos años. Pero los trabajadores ganan una miseria, yo gano 40 mil bolívares.

-El diputado Diosdado Cabello dijo que la inflación no es una variable determinante en  socialismo.

-Está equivocado. Diosdado sabrá de política, pero en eso está equivocado. Él sabe que eso no es así, de tonto no tiene nada. Yo lo invito a ver cuánto vale un kilo de pollo entero. 

-¿Desmontar este modelo económico es desmontar la idea de país que Chávez impulsó?

Yo creo que este es el último gobierno chavista que vamos a tener en mucho tiempo. La gente se decepcionó de esto, desde los sectores populares hasta la clase media.  

-La población tiene problemas muy básicos como comer y encontrar medicinas, la venta de los activos de PDVSA pudiera sonar abstracto.

-De eso se trata la política a veces, de hacer entender a la población que temas, que consideran extraños, impactan en su cotidianidad e importan. Que no haya control en la entrega de la riqueza de todos los venezolanos significa que va a haber más corrupción; y mientras más corrupción haya, peor va a vivir la gente.

-El vicepresidente Aristóbulo Istúriz dijo que a pesar del momento difícil, en el Gobierno estaban optimistas. ¿Usted lo está?

Yo estoy optimista porque no tengo la menor duda de que esto va a cambiar. O Maduro entiende que tiene que rectificar, o el país le va a pasar por encima. La opción que menor costo le produce al pueblo es el entendimiento, pero en el Gobierno pareciera que la descartó; y por eso apela diariamente a exacerbar la confrontación. Nada en la vida es blanco y negro, pero lo que sí es cierto, es que quienes han gobernado al país durante 17 años son ellos.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas