La desesperanza y la sed de justicia rivalizan a 72 horas de protesta en Tumeremo

La tranca de la troncal 10 se mantiene en la entrada de Tumeremo

Foto: @Pableysa

Puede que las palabras del gobernador de Bolívar, Francisco Rangel Gómez, el sábado, negando la posibilidad de que en Tumeremo hubo una matanza de mineros, hayan sido el impulso. Lo cierto es que en la capital del municipio Sifontes, desde ese día, no amaina la protesta.

Al contrario, la manifestación que cerró la vía que comunica al sur del estado Bolívar con el resto del país y el norte de Brasil, se mantuvo este lunes, convirtiendo este tramo de la troncal 10 en un atascadero monumental.

La consigna de las familias y vecinos del pueblo ha prevalecido. Y no se trata de que haya justicia, siquiera. Porque no hay fe en la justicia venezolana. La consigna es que aparezcan los cadáveres de los mineros: están convencidos de que fueron asesinados.

Sigue leyendo esta nota de Marcos David Valverde en Correo del Caroní.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas