Niños cambian pupitres por un puesto en las colas para comprar comida

mas-colas

La fila para comprar comida en Plan Suárez de La Urbina era más larga que de costumbre. El miércoles pasado, a las 9:00 am, entre la acalorada multitud que rodeaba el supermercado, había no solo mujeres y hombres, sino también niños que, ese día y a esa hora, cambiaron la cola de la cantina de su escuela por una para comprar comida para su hogar.

Una mujer joven cargaba a uno de sus tres hijos. Los otros dos, que cursan segundo y quinto grado de primaria, esperaban sentados en la acera, junto a ella, con un paquete de pañales y morrales tricolor.

“No los llevé al colegio, que queda por Filas de Mariche, porque no tengo quién los busque mientras yo sigo aquí. Tuve que venir muy temprano”. Dijo que esa se ha convertido en la rutina del día de la semana en que puede adquirir productos regulados por el terminal de su número de cédula.

El 25 de enero, la Dirección de Educación de Miranda realizó un operativo para identificar la causa de inasistencias en las escuelas de la entidad. Visitaron 243 planteles y encontraron que 12.000 estudiantes (28% de la matrícula escolar), entre cuarto y sexto grado de primaria, faltaban a clases al menos una vez por semana, para apoyar a sus padres en la búsqueda de alimentos.

Juan Maragall, secretario de Educación de la entidad, realizó una proyección a escala nacional que indica que cerca de 230.000 alumnos estarían faltando a las aulas por este motivo.

Los jóvenes le cuidan el puesto a sus representantes o se quedan con las bolsas en caso de que no se permita la entrada al supermercado con ellas. También porque su cédula sirve para comprar.

En el Central Madeirense de El Marqués, Mirle Moguea hizo la cola con su hijo que estudia cuarto grado en un colegio de Petare. Él ya tiene cédula y la madre contó que en algunos comercios les despachan mercancía con ese documento, aunque sea menor de edad. Eso agrega otra oportunidad en la semana para conseguir productos.

Sigue leyendo esta nota de María Victoria Fermín en El Nacional.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas