Cilia Flores habló sobre sus sobrinos acusados de narcotráfico: “Tenemos muchas cosas que decir”

CiliaFlores

Es casi imposible ver a Cilia Flores sola en alguno de los espacios del Palacio Federal Legislativo. No por ser diputada, sino por ser la esposa del presidente Nicolás Maduro, lo que la convierte en una de las voceras más difíciles de abordar. Rodeada permanentemente de su equipo de seguridad, que solo permite que contadas personas se le acerquen, Flores es casi impenetrable para los medios.

El pasado martes fue una excepción. Luego de la entrega de la memoria y cuenta del vicepresidente Ejecutivo, cada diputado del chavismo abandonó su curul para despedir a Aristóbulo Istúriz y los ministros después de su exposición, en señal de apoyo a lo dicho en la sesión especial. Así fue como la llamada “primera combatiente” quedó expuesta no solo a nuestro grabador, sino a los adeptos que le mostraban respaldo y solidaridad.

—¿Cómo avanza el caso de sus sobrinos? Usted nos había dicho que esperaban más información.
—Sí, seguimos esperando. Tenemos que respetar, es un juicio. En respeto a la justicia que salga la verdad y se aclare toda esa situación del secuestro, lo de la violación de nuestro territorio por parte de la DEA. Se violentó la soberanía, eso forma parte de un juicio que uno tiene que respetar para no empañar. Creemos en la justicia, vamos a esperar.

—¿Piensa acompañarlos?
—Vamos a esperar que la justicia hable y después tendremos mucho para hablar. Sí tenemos muchas cosas que decir, pero tenemos que esperar por respeto a la justicia y no perturbar un proceso que debe transcurrir sin obstáculos ni perturbaciones, y nosotros, confiando en la justicia, seguimos aquí tratando de hacer justicia en Venezuela cuando la tratan de vulnerar, por ejemplo, con una “ley de amnesia” en donde se trata de buscar la impunidad.

—¿Rechaza absolutamente una posible amnistía a opositores?
—No puede haber una Ley de Amnistía que trate de hacernos olvidar toda la violencia que ha traído muertes.

El peor delito que puede ocurrir y la peor desgracia para una familia es que le asesinen a un familiar y eso ha ocurrido aquí, que por un capricho, y por la obsesión de algunos dirigentes políticos, llevaron al país a la violencia y han ocasionado por un lado, el 14 de abril, más de 11 muertos incluyendo a dos niños, después con la llamada Salida de ellos, 43 muertos y más de 800 heridos. Esa gente llora a su familia, a ellos no les pagan para que lloren a su familia. Ellos han sido, no solamente despojados de sus familiares, sino ahora ofendidos.

—¿Le preocupa un eventual referendo revocatorio a usted como primera dama, a su esposo?
—No, en lo absoluto, esas son reglas que están allí en la Constitución, porque la revolución llevó a la Constitución el referendo revocatorio, por primera vez en la historia, aquí ya se hizo un referendo revocatorio contra el presidente Chávez, y fueron revolcados los que pretendían revocar al presidente Chávez y el presidente Chávez ganó, esos son mecanismos.

—¿No le preocupan las amenazas de revocatorio?
—En lo absoluto. Me preocupa es la situación en la que están, que un día dicen una cosa, otro día dicen otra, y no me preocupa a mí, le preocupa a sus propias bases, a las bases de la oposición. Están frustradas, primero porque ellos le hicieron una oferta engañosa. La oposición hizo una oferta engañosa y llegó a la Asamblea Nacional y no ha cumplido con nada y no va a cumplir con nada porque era mentira. Nosotros se lo dijimos: ‘todo lo que ustedes están prometiendo es mentira, no es viable, que ustedes vengan aquí, porque toman la AN y tienen una mayoría circunstancial’. Entonces ellos creían que al día siguiente eran libres para hacer lo que les diera la gana, no, no pueden hacer lo que les de la gana porque aquí hay otros poderes, y aquí ningún poder solapa a otro, aquí cada poder tiene sus funciones específicas y cada poder va a cumplirlas, ajustados a la Constitución.

—Hablan de grupos que le piden la renuncia a Maduro.
—Me parece buenísimo, que sigan así, porque así vamos a llegar al año 3.000. Que se lo crean, y que estén esperando una renuncia, y que los gobernadores y que equis, y que ye y que zeta. Que sigan así, en el año 3.000 nos veremos. Bueno a lo mejor no nos veremos (risas), pero nuestras generaciones, nuestros descendientes estarán allí y ellos hablarán de la renuncia, de las locuras que hablan que no son viables. Yo lo que siento es que son poco serios, para nosotros mejor, es mas, que no cambien. Lo triste es la frustración que están dejando en sus seguidores.

—¿Y qué le dice a la gente que está en la calle, que sufre día a día por tener que hacer una cola gigante para conseguir alimentos, que está preocupada y no entiende el tema de los políticos?
—Que tenemos que estar trabajando todos con el Presidente, que está haciendo de tripas corazones, que está repotenciando para depurar y corregir los errores que se han cometido: La reestructuración de la Misión Alimentación, entrando por casa a corregir pero, la casa ajena también se va a revisar. Todo el que produce alimentos y ha tratado de alguna forma de acaparar, de especular, de contrabandear de incursionar en esa guerra económica contra el pueblo, pues también allí tiene que haber una revisión, tiene que haber una corrección con las autoridades correspondientes y de los mismos trabajadores que colaboran. Los trabajadores de empresas privadas de alimentación, que saben cómo se han involucrado en la guerra económica, y que están produciendo menos de lo que dicen que producen y recibieron mas dólares de los que dicen que recibieron y no los utilizaron en lo que tenían que utilizarlos.

Lee más en Versión Final.

 

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas