¿Por qué el Gobierno optó por medidas “neoliberales”?

Gasolinera

Foto: AP

¿Está dando un giro en su política económica la Revolución Bolivariana que impulsó el fallecido Hugo Chávez? ¿Y está encaminado ese giro a aceptar finalmente las realidades del mercado después de tantos años de lucha ideológica contra el capitalismo?

Esa son las preguntas que algunos se hacen después de que el presidente Nicolás Maduro anunciara este miércoles las alzas en el precio de la gasolina, la devaluación de la moneda y eventuales cambios a los sistemas de control de precios de otros productos.

Medidas que no suenan muy socialistas, a decir de la oposición, pero que los defensores del gobierno califican como un ajuste táctico y razonable frente a la difícil situación de la economía, que el mismo gobierno califica de desastrosa.

Voces críticas de la gestión del chavismo aseguran, en cambio, que las medidas tomadas son demasiado tardías y por hacerse, en su concepto, a medias, terminarán combinando los dolorosos efectos sociales de los ajustes “neoliberales” con una falta de resultados en las reformas que necesita la economía.

¿Comparable?

No parece haber duda que las reformas anunciadas el miércoles apuntan a que los precios en Venezuela, en particular, los de la gasolina, se acerquen más a los que dicta el mercado, lo que es uno de los principios cardinales de la teoría económica ortodoxa, o como la llaman algunos, “neoliberal”.

Como todos recuerdan, un aumento en el precio de la gasolina en 1989 durante un plan de ajuste económico inspirado por el Fondo Monetario Internacional fue un factor clave en la revuelta popular conocida como el Caracazo.

Entonces: ¿es justo comparar las medidas adoptadas por Maduro con los “paquetazos” económicos inspirados en el FMI de años anteriores?

“Tiene puntos en común y otros no. Al final las revoluciones, aún las socialistas, pueden terminar haciendo ajustes draconianos al mejor estilo de equipos neoliberales”, señala a BBC Mundo Jose Manuel Puente, economista venezolano afiliado a la Universidad IESA y quien se ha desempeñado en años recientes como profesor invitado en la Universidad de Oxford.

“El ajuste de la gasolina que se ha dado ahora es mucho más draconiano y radical que el que haya implementado cualquier otro gobierno en Venezuela, incluyendo el de 1989 en el programa de ajuste auspiciado por el Fondo Monetario Internacional. La revolución socialista termino siendo más neoliberal que los de 1989″, opina Puente.
En cambio, desde otra orilla, aseguran que hay diferencias fundamentales entre las medidas de Maduro y los “paquetazos”.

“No hay comparación”, le dice a BBC Mundo George Ciccariello-Maher, profesor de la Universidad Drexel en Filadelfia, Estados Unidos.

“La oposición intenta apropiarse de las imágenes de la resistencia a la reforma neoliberal en Venezuela, notoriamente el Caracazo de 1989. Esa revuelta ocurrió en el contexto de una reforma neoliberal que puso todo el sufrimiento en las espaldas de los pobres. Por eso la gente se rebeló”, dice Ciccariello-Maher, quien asegura que esta vez no habrá rebelión por la red de protección social que existe ahora en beneficio de la población más necesitada.

Y, asegura el catedrático, porque el dinero que se recaudará ahora por el aumento en el precio del combustible se destinará en parte importante a más programas sociales.

Agrega además el experto estadounidense que los que comparan las medidas de Maduro con las reformas neoliberales “son los mismos que piden que se adopten estas políticas, o aún más extremas”.

Sigue leyendo este trabajo de Luis Fajardo en BBC Mundo.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas