StopVIH: La manera de hacer transparente la gestión en salud es dando cabida a la contraloría social

medicinasvencidas

 

La denuncia que hiciera el diputado José Manuel Olivares, presidente de la Subcomisión de Salud y Seguridad Social de la Asamblea Nacional, acerca del lote de medicinas e insumos médicos vencidos en los depósitos del Servicio Autónomo de Elaboraciones Farmacéuticas (SEFAR) adscrito al Ministerio de Salud, debe ser investigada, sostuvo el presidente de la Organización StopVIH, Jhonatan Rodríguez, agregando que una manera de hacer transparente la gestión en salud es dando cabida a la contraloría social.

Dijo que debido al suministro de fármacos vencidos a personas con VIH en años pasados, específicamente en el estado Nueva Esparta, StopVIH ha solicitado que se haga cumplir el ejercicio democrático de participación del pueblo, abriéndole las puertas a los depósitos encargados del almacén y distribución de medicinas e insumos hospitalarios, a los fines de cumplir con el principio de transparencia. “Las autoridades guardan celosamente las cifras, informes epidemiológicos, las inversiones y demás datos fundamentales para saber cómo marcha el país, y más que bien han hecho mucho daño a su propia gestión, porque ante la realidad que comprueba la gente en la calle, no se encuentran razones para creer lo contrario”.

Afirma que en Nueva Esparta, StopVIH lleva un registro de las medicinas e insumos que faltan en las farmacias públicas y privadas, los antirretrovirales que presentan fallas cada mes, y las carencias de los servicios públicos de salud, gracias al reporte diario que hacen las personas que por condiciones de salud están involucrados directamente con el tema, pero es el Gobierno el que debería estar dando cuenta de estas debilidades o incluso recibir formalmente las quejas para corregir las fallas.

Rodríguez insistió en que las denuncias de los hallazgos de fármacos e insumos médicos vencidos no pueden quedar a la deriva, porque mientras la crisis se incrementa genera mucha desconfianza que el Gobierno no permita hacer contraloría a su gestión y es peligroso incluso que de aprobarse una ayuda humanitaria no se tengan establecidos los procesos regulares de distribución de medicamentos e insumos hospitalarios, porque cualquier esfuerzo y apoyo podría perderse.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas