Asociación de Alcaldes por Venezuela pide libertad para Antonio Ledezma

av

 

La Asociación de Alcaldes por Venezuela se pronunció a favor del alcalde metropolitano Antonio Ledezma y también sobre el atentado al hogar del Alcalde de El Hatillo, David Smolansky.

Esta semana se cumplirá un año de la detención ilegal del Alcalde Antonio Ledezma, sin que se haya celebrado aún la primera audiencia de juicio.  La Asociación de Alcaldes por Venezuela exigió su inmediata liberación para que reasuma las funciones de Alcalde Metropolitano de la ciudad de Caracas, tal como el pueblo ejerciendo su soberanía lo decidió.

La Asociación condenó enérgicamente que el Poder Judicial  Venezolano se haya convertido en un apéndice del gobierno nacional para la persecución  de la dirigencia política y, más aún, para impedir que funcionarios  electos ejerzan plenamente los mandatos  que la población mediante el voto les otorga. Prueba relevante de que el proceso judicial contra el Alcalde Ledezma  carece de cualquier fundamento la constituye precisamente el que a un año de su arbitraria detención, no se haya celebrado aún ni la primera audiencia que inicia formalmente su enjuiciamiento.

Alegaron a su vez que, debido a la ausencia de pruebas y alegatos, el Ministerio Público no ha podido proceder formalmente con una acusación. Durante este año se han producido más de una decena de diferimientos judiciales de la audiencia para mantenerlo privado de su libertad e impedirle  cumplir con sus funciones como Alcalde Metropolitano.

NO A LAS PRÁCTICAS NAZIS DE DISCRIMACIÓN:

La Asociación condenó igualmente el asalto y la violación de domicilio del Alcalde David Smolansky. Afirmaron que el hecho no se trató de una incursión del hampa común, fue una acción realizada con abiertas y demostradas razones que pretenden imponer a Venezuela, discriminación por razones políticas y religiosas con mensajes abiertamente antisemitas. Establecieron también que el país es plural y libre, aunque algunos que hoy ejercen el gobierno, pretendan imponer una sola línea de pensamiento en lo político y hasta en lo religioso.

Se pronunciaron acerca de la práctica Nazi de marcar las casas de la comunidad judía como símbolo de discriminación, afirmando que la misma es un incentivo del desprecio público que debe ser rechazada por todos los venezolanos. Expresaron su solidaridad y palabras de estima y respeto no sólo al Alcalde Smolansky, sino también a toda la comunidad judía en venezolana. “En Venezuela cabemos todos y es de todos los venezolanos, sin que importe condiciones religiosas, políticas, raciales, de orientación sexual, o como piense y crea cada ser humano que es libre de hacerlo, siempre dentro del marco del respeto a la ley y a sus semejantes”.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas