Marea Socialista: En la cúpula del chavismo debaten la renuncia de Maduro

marea

 

Desde la primera semana de enero el Consejo de Partidos del Polo Patriótico no se reúne con el presidente Nicolás Maduro ni con la cúpula del PSUV. Sin embargo, ello no ha sido impedimento para que los 11 partidos principales de la alianza debatan la crisis política y económica y hagan críticas a lo que vislumbran como un eventual pacto entre Miraflores y la oposición. También discuten propuestas para “salvar la revolución”.

La renuncia de Maduro a la Presidencia no figura en la agenda de Redes, Patria Para Todos, Partido Comunista, Podemos y Unidad del Poder Venezolano, aunque saben que es una opción que buscan algunos integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática y sectores de la disidencia del chavismo, como Nicmer Evans, de Marea Socialista; el ex viceministro de Planificación en 2003, Roland Denis, y articulistas de Aporrea, y que puede calar en la población debido a la baja aceptación gubernamental.

El Equipo Operativo Nacional de Marea Socialista reveló en el documento “Crisis Económica, Incertidumbre Política y Nueva Referencia” que en Miraflores consideran factible la cesación del actual gobierno. “En los últimos 15 días la matriz de opinión es que la única forma de resolver la crisis es saliendo de Maduro ya que no actúa. La presión crece y pudo ocupar el centro del escenario político porque el debate no solo lo presenta la MUD, sino que es un secreto a voces que desde las propias cúpulas del chavismo evalúan esa posibilidad”, señala el informe.

La corriente chavista observa que hay una “presión abierta a una negociación política (pacto)”, liderada por José Vicente Rangel; y “el chantaje descarado de Heinz Dietrich en el escrito Venezuela: los militares entre la espada y la pared”, al vaticinar que la Fuerza Armada tendría que desplazar al gobierno, “aunque no quieran hacerlo y luego fracasen”.

La lista de eventuales sucesores del presidente, indican fuentes del Polo Patriótico, es corta. En primer lugar ubican al gobernador de Aragua, Tareck el Aissami, por ser “el gallito de pelea de Maduro”; en segundo lugar, si la salida se produce a cumplirse la mitad del período, al vicepresidente Aristóbulo Istúriz, por mandato constitucional y por su papel de manejar “la transición”; como tercera opción está el diputado del PSUV Haiman el Troudi debido a la imagen de “gerente exitoso” vs deterioro del mandatario, y una fracción gubernamental aboga por el ex ministro de Relaciones Interiores Miguel Rodríguez Torres, como “salvador del legado de Chávez”.

 

Mira la nota completa en El Nacional

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas