161 detenidos rebasan cinco veces la capacidad de calabozos de Polichacao

Calabozo Chacao 1

Fotos: Runrun.es

Tras los barrotes, 161 personas se arremolinan en tres celdas diseñadas para albergar 36. Chinchorros improvisados cuelgan de las rejas del techo de estos espacios donde las pocas pertenencias de los presos se guardan en bolsas plásticas. Torsos desnudos obligados por el calor, 161 miradas apiladas que buscan una respuesta. Es un calabozo, para supuesta estancia temporal, pero comienza a curtirse del vaho agrio de las cárceles venezolanas.

Es la estampa del hacinamiento de 300% de los calabozos de la Policía de Chacao que denunció el alcalde Ramón Muchacho el jueves 21 de enero de 2016. La situación es completamente irregular: aparte del congestionamiento, hay 9 mujeres e incluso 11 penados que ya fueron procesados, sentenciados y pagando condena en un recinto creado para ser temporal, que no cuenta con áreas de recreación, para recibir visita de familiares y conyugal, ni comedores.

“Alertamos que tenemos una situación peligrosa, en primer lugar para los propios detenidos porque están hacinados y el hacinamiento aumenta las probabilidades de molestias y riñas. Estas condiciones atentas contra sus derechos humanos”, advirtió Muchacho.

 

Calabozo Polichacao 3

 

También subrayó el riesgo que corren los propios policías encargados de custodiar a los penados, reclusos y detenidos. “No es igual manejar 36 detenidos que controlar a más de 100. Resulta muy difícil mantener el orden y la seguridad”, afirmó mientras recordaba que el año pasado fue asesinado un agente de Polichacao en los mismos calabozos y que en otros centros hay uniformados que han sido víctimas de agresiones.

“Esto no es una cárcel”, puntualizó el alcalde de Chacao. “No tiene las condiciones de seguridad, ni la capacidad para atender a familiares ni visitas conyugales. No cuenta con el personal para el tratamiento médico y psicológico de los reclusos ni programas de reinserción”. Aclaró que estos recintos fueron creados para la detención temporal de los detenidos, sólo para pernoctar y ser llevados al día siguiente ante el Ministerio Público y posteriormente el tribunal le asigna un sitio de reclusión. “Se están convirtiendo en minicárceles”.

 

Calabozo Chacao 4

Muchacho pide al Ministerio de Servicios Penitenciarios (MSP) mayor celeridad para descongestionar los calabozos de Polichacao y “evitar así una tragedia”, al mismo tiempo que revela que ha tenido reuniones con la ministra Iris Varela en 2014 con el compromiso de que la situación fluyera. “Logramos trasladar a 29 reclusos, sin embargo el hacinamiento se mantiene”, dijo.

Como soluciones ante el colapso de los calabozos, el alcalde, acompañado por las autoridades de Polichacao ofreció al MSP comprar con recursos propios los respectivos kit para los reos. “Por fuentes del propio ministerio supimos que parte del problema es presupuestario. Asumimos el costo de cada kit (formado por vestimenta y artículos de aseo personal, entre otras mercancías), que el año pasado rondaba los 30 mil bolívares, para facilitar los traslados a los centros penitenciarios”. También manifestó ponerse a disposición para contribuir con los propios traslados.

calabozo Chacao 7

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas