¿A dónde llevaron las imágenes de Chávez que sacó la oposición de la Asamblea?

CuadrosdeChávez

El retiro de las imágenes de Hugo Chávez de la Asamblea Nacional (AN), ahora controlada por la oposición, se convirtió en un debate nacional en Venezuela.

Tanto así que el presidente, Nicolás Maduro, realizó a noche del jueves un acto de desagravio con generales de las Fuerzas Armadas en el Cuartel de la Montaña, donde reposa el cuerpo de Chávez, para mostrar su indignación.

“Es el más grave ultraje que jamás se ha cometido en la historia de 200 años contra la memoria de Bolívar”, dijo Maduro.

Todo comenzó cuando el nuevo presidente de la AN, el opositor Henry Ramos Allup, salió en un video que se hizo viral dirigiendo el retiro de los afiches, carteles y cuadros.

“No quiero ver un cuadro aquí que no sea el retrato clásico del Libertador (Simón Bolívar). No quiero ver a Chávez o Maduro”, dijo con su reconocido tono mordaz.

En declaraciones que reprodujo el canal estatal Venezolana de Televisión, Allup aclaró la medida que tomó:

“En el recinto parlamentario solamente pueden estar como símbolos la bandera y el escudo, más nada, porque imagínese usted si cada tendencia política va a traer el retrato de su líder favorito, de su presidente (favorito), en lo que se convertiría el parlamento”, indicó Allup.

Y añadió: “(…) Tienen que acostumbrarse aquí a que las cosas cambiaron”.

El jueves, el chavismo reaccionó.

“Se están metiendo con nuestros símbolos más importantes”, le dijo a BBC Mundo Libardo Paredes, un ciudadano chavista que hacía parte de un mitin en la plaza de Bolívar del centro de Caracas, a metros de la Asamblea, donde instalaron los afiches de Chávez y Bolívar

“Están jugando con candela; si siguen así, vamos a ver una guerra acá”, declaró.

“Amores sagrados”

Lo que alarma a muchos –y de ahí que haya venezolanos opositores criticando la “innecesaria” medida de Ramos Allup– es que este tipo de enfrentamientos cope la atención del país, dejando a un lado la resolución de los graves problemas económicos y sociales que sufre el país.

Las imágenes, mientras tanto, se quedarán en la plaza de Bolívar, según anunció el alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez, que administra el centro de la capital.

Se quedarán, dijo, “para que las manos amorosas del pueblo los cuiden”.

“Les decimos a esos alimentadores del odio y de la muerte que no se metan con nuestros amores, que nuestros amores son sagrados”, añadió.

Mientras tanto, el diputado oficialista Ricardo Molina dijo que su bancada denunciará a Ramos Allup ante el Tribunal Supremo de Justicia por la aparente ofensa.

“Ese ser sin ningún respeto por el pueblo venezolano ha ofendido la venezolanidad, ha ofendido los profundos valores bolivarianos de nuestro pueblo y nosotros tenemos que demostrarles quiénes somos y qué estamos dispuestos a hacer”, dijo.

El centro de Caracas, pues, sigue siendo una muestra del poder del chavismo. Pero ahora tiene un lunar.

Lee más de este trabajo de Daniel Pardo en BBC Mundo.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas