Los chavistas se llevaron hasta la llave de la Asamblea Nacional

Henry Ramos, el nuevo presidente de la Asamblea elegido por la oposición, sufre la ira de los partidarios del chavismo / AFP

 

Foto: AFP

Si algún inocente pensaba que la transición parlamentaria en Venezuela sería como en el resto del planeta, volvió a equivocarse: hasta las llaves del hemiciclo se llevaron los oficialistas. No es broma: “Se perdieron y no encuentran cerrajero”, aseguró a EL MUNDO Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

“Es insólito que en un país con tantos problemas se recurra a mecanismos absurdos como extraviar una llave. La directiva saliente ha dificultado los trámites regulares de cualquier transición, que debe ser normal en un proceso democrático. El presidente saliente, Diosdado Cabello, se ha negado a establecer cualquier tipo de contacto”, aseguró el portavoz opositor, quien también aclaró que sí se han producido conversaciones con sus subalternos de Cabello.

Más intenso fue el saqueo en el canal de televisión de la Asamblea (ANTV). Miembros del sindicato denunciaron hoy que el canal, tomado por el Gobierno y que a partir de ahora se llamará Fundación Nacional Audiovisual, fue desmantelado y que a ellos pretenden despedirlos uno a uno.

“ANTV está secuestrada y fuera del aire, no tenemos acceso al canal. Arrancaron hasta las antenas”, destacó Betzaida Amaro, una de las trabajadoras. Desde hoy el canal sólo retransmite la información de VTV, la principal emisora del Gobierno, que posee siete canales públicos y controla tres privados (dos censurados y otro comprado por la burguesía chavista).

La comisión delegada de la Asamblea volvió a sesionar hoy. Y en sólo 20 minutos, aprobó cinco créditos para el Gobierno valorados en 100.000 millones de bolívares. “Un nuevo raspado de olla de última hora”, censuró la MUD.

Amenazas a Allup

Como si fueran los protagonistas del nuevo capítulo tragicómico del surrealismo mágico revolucionario, un grupo de radicales chavistas enarboló el cartel “La llave de la Asamblea la tiene el pueblo” para insultar y amenazar a su nuevo presidente, Henry Ramos Allup, cuando acudió hoy al edificio administrativo del organismo.

“Maldito, asesino, inmoral y traidor” fueron algunos de los insultos para el estigmatizado líder socialdemócrata, de 72 años. De no ser por la Guardia Nacional, hubiesen atacado físicamente al parlamentario, a quien se le negó el acceso al edificio administrativo de la Asamblea.

El nuevo presidente parlamentario confirmó a este periódico que se retiró sin que lo atacaran, pero sí golpearon su camioneta: “Fui a buscar el monto de mis haberes de ahorro para la declaración jurada de patrimonio y el director de seguridad me dijo que no podía pasar. Llamaron a los colectivos y empezaron a insultarme”.

Sigue leyendo esta nota de Á. Vásquez y D. Lozano El Mundo.es.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas