Codhez: 81% de los hogares zulianos no reciben agua por cortes eléctricos - Runrun

Codhez: 81% de los hogares zulianos no reciben agua por cortes eléctricos

racionamiento.jpg
La organización afirma que “el Estado venezolano está al tanto de la crisis hídrica, y con sus acciones u omisiones vulnera derechos como la vida, la salud, la alimentación, el trabajo, la educación, a un medio ambiente sano, entre otros”
@VersionFinal

LA COMISIÓN PARA LOS DERECHOS Humanos del Estado Zulia (Codhez), realizó de un seriado homónimo compuesto por tres trabajos elaborados por Mediosur: “Un estado sediento de justicia”, donde se resalta la crisis de agua potable de afecta a los zulianos.

“En el 81 por ciento de las viviendas los cortes de electricidad han afectado el acceso al vital liquido, y en cuatro de cada 10 algún miembro de la familia dejó de asistir a su trabajo o a la escuela por falta de agua”, reseña la organización en el repórtate realizado.

El texto resalta algunos casos, donde las mujeres (siendo las más afectadas por la escasez), se dedican a la búsqueda de agua en “tomas improvisadas”, algunas situadas cerca de cañadas con aguas putrefactas y lejos de los hogares.

“Cuando no hay agua potable en las viviendas, el acarreo de agua corre a cargo principalmente de las mujeres y las niñas. Ir a recoger y transportar el agua lleva tiempo, y esa carga impide en muchos casos que las niñas asistan a la escuela”, detalla el documento.

Un líquido que impulsa la vida

Marianella Herrera, directora del Observatorio Venezolano de la Salud (OVS), explica que no tener acceso al agua o que sea de mala calidad altera la bioutilización de los alimentos que es uno de los componentes de la seguridad alimentaria.

El agua es imprescindible para preparar alimentos como sopas u otros, lavar las verduras y frutas, e hidratarse. “Cuando no hay agua suficiente, buena y segura, se vulnera la seguridad alimentaria y, por ende, el derecho a la alimentación”.

Cuando las personas no tienen el vital líquido, toman otros sustitutos, como un refresco o un jugo que puede ser más costoso o de mala calidad. Incluso, pueden consumir algo que no es bueno para su salud, como la ingesta de una bebida gaseosa por una persona diabética.

“Las principales enfermedades que relaciona la nutricionista con la mala calidad o la insuficiencia de agua, son la deshidratación y la diarrea por el consumo de alimentos contaminados”, destaca.

Según Codhez, casi la mitad de las personas en el Zulia no pueden acceder al agua en su hogar a través del servicio de tubería. Cuatro de cada diez personas la ingiere directo de la tubería, del camión cisterna o de la que almacena sin tomar precauciones sanitarias.

“Hidrolago no cumple ni siquiera con las 36 horas continuas de suministro de agua en el 30 por ciento de los hogares a los que provee”, resalta.

La organización afirma que  “el Estado venezolano está al tanto de la crisis hídrica, y con sus acciones u omisiones vulnera derechos como la vida, la salud, la alimentación, el trabajo, la educación, a un medio ambiente sano, entre otros”.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios